Comentario de Claudio : Este es sólo uno de los ejemplos, pero hay mas. Las quejas se hacen oir en todos los rincones de España, exceptor allá donde toda la instalación está subvencionada. Luís Sahún de Astra ya ha hablado del tema infinidad de veces. Los Españoles piden una TDT por Satélite libre. Los problemas de recepción se multiplican estos días de calor sobre todo en zonas de costa. Está claro que se puede realizar una muy buena instalación que supere estos problemas, pero cuando el mar está de por medio, no hay nada que hacer. Francisco Ros quiere adelantar el dividendo, porque se le ve el plumero. Además la TDT Sat actual está incompleta y al emplear dos polaridades diferentes en una misma frecuencia para recibir los canales en el formato DVB-S2, está creando problemas en la recepción también…

Aquí el texto;

En Galicia, la asociación cultural denominada “A Lucenza” criticó, en una carta enviada a la Xunta, a la Diputación y al Ayuntamiento, el hecho de que los vecinos de las zonas de A Seara, Soldón, Outeiro y Vieiros, en Quiroga, no tengan más remedio que instalar equipos para recibir la TDT por Satélite si quieren ver la televisión, con el importante coste que lleva esta instalación. Según ha destacado la asociación, estas instalaciones pueden llegar a costar 400 euros. “Este fue el importe que nos piden algunos Instaladores consultados en la lista que Ustedes nos facilitaron a través de su oficina de la TDT”, afirma la asociación en la carta enviada.
Por otro lado, la asociación SOS Courel afirma que los vecinos de Ferramulín, Visuña y Céramo tienen que instalar también antenas parabólicas para acceder a la TDT por satélite, y para lo que están recibiendo pequeñas ayudas económicas del Ayuntamiento. Estos denuncián que “Nos parece un fraude que el Concello, sin recursos, tenga que afrontar estos gastos”…

Esta situación, reportada por el periodico La Voz de Galicia, no hace más que “meter un poco más el dedo en la llaga” de la TDT por satélite. Los precios son, sin lugar a dudas (y ya lo hemos denunciado en varias ocasiones), excesivos y el proceso, engorroso, tanto para el Instalador cómo para el cliente. Además de que sólo permite la recepción de pocos canales de la TDT y no da acceso a la Alta Definición ni a la TDT de pago. En la situación económica actual, apuesto a que cada vez más voces se levantarán en contra de pagar 400 euros por una instalación de televisión por satélite (que no es más que esto en realidad), incluso en el caso de que Gobiernos locales subvencionen una parte del coste.

Fuente : TD / La Voz de Galicia