La escudería británica cree que una rápida reelaboración de las normas no es la solución

Aunque Ferrari puso el grito en el cielo cuando Hamilton realizó el drive-through y volvió a pista manteniendo la misma posición, un segundo puesto, varios pilotos también se vieron perjudicados por las penalizaciones después de la carrera.

Dos semanas después de los incidentes, el piloto de Red Bull, Mark Webber, contradiciendo las declaraciones de "los espectadores han visto una carrera manipulada" de Fernando Alonso, ha comentado que los acontecimientos se desarrollaron con total normalidad.

Mientras el Sporting Working Group está estudiando las normas que afectan al safety car y a los pilotos en respuesta a la queja de la Scuderia de Il Cavalino Rampante, el equipo británico McLaren, para sorpresa de pocos, discrepa de esta iniciativa. Jonathan Neale, director gerente de McLaren, ha comentado: "no hubieron muchas equivocaciones ese fin de semana y no creo que la reelaboración de las normas se tuviera que hacer corriendo".

Mientras tanto y relacionado con McLaren, después de que la escudería Williams comentar que iban a examinar partes del monoplaza, el mismo Jonathan Neale ha confirmado que harán lo mismo en el trazado de Silverstone. "Si los pilotos creen que lo añadido es bueno se mantendrá y correrán con ello", comentaba el director gerente de Mclaren después que la actualización del MP4-25 se pusiera a prueba. "Si no lo es, continuaremos con el desarollo", añadía Neale.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, S.L.