Los daños que sufrió en Valencia han obligado al australiano a cambiar de chasis

El accidente de Mark Webber le ha pasado factura y en Silverstone se verá obligado a pilotar el antiguo chasis de Sebastian Vettel. El coche del australiano quedó muy dañado y está siendo reparado por los mecánicos del equipo Red Bull.

Aunque el accidente que tuvo con Heikki Kovalainen no tuvo consecuencias para Mark Webber, no puede decirse lo mismo de su monoplaza. El RB6 del australiano quedó destrozado, hasta el punto que casi dos semanas después del Gran Premio de Europa aún está siendo reparado por los mecánicos de la escudería de Milton Keynes. Sin embargo, cuando se repare, se usará como monocasco de repuesto, por lo que el australiano no volverá a usar la antigua pieza a menos que surjan problemas mayores.
El coche ganó carreras para mí y cuidó de mí cuando lo necesité"

En Silverstone, Webber usará el antiguo chasis de Sebastian Vettel, apodado Luscious Liz por el alemán, según ha informado la agencia de noticias PA. "No hay nada malo en ello. Está bien. Es todo lo que tenemos de todos modos", explica el piloto. Así pues, el australiano se verá obligado a prescindir del chasis que le dio dos victorias consecutivas, en España y Mónaco.

Webber ha revelado recientemente que después de ganar la carrera de Mónaco el equipo le prometió que se podría quedar con el RB6. El piloto australiano es consciente de que si tiene que recibir el monoplaza, lo hará al final de la temporada. "Probablemente me den otra cosa (ahora)", ha dicho Webber. "El coche hizo un trabajo fantástico en ambos casos. Ganó carreras para mí y cuidó de mí cuando lo necesité."

El australiano de Red Bull calificó su relación con Sebastian Vettel de "bastante buena". "Si Seb cayese al océano iría a ayudarlo. No es fácil tener una buena relación cuando tu compañero de equipo es claramente tu competidor."
Redacción - Martí Muñoz - Infomotor Network, SL.