Después de la queja de Ferrari, la FIA retoca el reglamento

Los doce equipos que forman el mundial 2010 de Fórmula 1 se han encontrado en Silverstone para discutir, principalmente, la modificación de las normas que afectan al coche de seguridad, después de que la Scuderia italiana pusiera en duda el drive through de Lewis Hamilton.

De esta manera, la regla a modificar era bastante clara: la prohibición de adelantar al coche de seguridad, ni en los momentos antes de su incorporación a la pista, como ocurrió con el piloto de McLaren en el Valencia Street Circuit. La bandera de la modificación ha sido levantada, especialmente, por las quejas de Fernando Alonso y de la escudería Ferrari ante del incidente de Valencia.

El piloto de McLaren, como es sabido, recibió la penalización de pasar por el pit lane sin parar en boxes debido al adelantamiento al safety car. A pesar del castigo recibido por los comisarios del Gran Premio, Lewis Hamilton finalizó la carrera en la misma posición que ocupaba antes de realizar el drive through; la segunda plaza. Posición y actitud que molestó mucho a Fernando Alonso y a la Scuderia de Il Cavalino Rampante.

Con los incidentes de Valencia muy recientes, la reunión de hoy en Silverstone ha determinado que las normas del safety car siguen siendo las mismas, aunque se ha remarcado la importancia de que el pit lane esté cerrado cuando el safety car se encuentre en pista.

Para no modificar el reglamento, se ha llegado a un acuerdo con los pilotos: éstos, si no están siendo frenados por el coche de seguridad deberán dejar pasar al Mercedes pilotado por Bernd Maylander.
En Valencia, la norma habría significado que Hamilton no hubiera sido el único penalizado por adelantar al safety car, pero si que hubiera sido el único en realizar el drive through por conducir lado a lado de Maylander.

En la misma reunión, Charlie Whiting ha prometido a los equipos que se esforzarán en imponer sanciones mucho más rápidas que la cometida a Lewis Hamilton. Y es que como todos los lectores saben, la penalización a Hamilton se retrasó porque el director de carrera no solicitó la investigación a los comisarios hasta después del accidente de Mark Webber y comprobar que él y Heikki Kovalainen estaban bien.
Así, en un futuro muy próximo las posibles penalizaciones pasarán a ser investigadas inmediatamente por los comisarios, mientras que el director de carrera podrá mostrar toda su atención a los acontecimientos de carrera.

Yendo más allá, el último punto acordado ha sido el de mostrar la posición constante del safety car en cada momento. ¿Cómo? Con instalación de cámaras que lo sigan en las vueltas que esté en pista, y en la ubicación de líneas que marcarán la ubicación del safety car en cada momento. De esta manera, ningún piloto podrá excusarse argumentando que no se dio cuenta de su posición y la que ocupaba el coche de seguridad. Sólo hará falta mirar al asfalto y comprobar la veracidad de sus palabras.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL.