Al asturiano, 14º en Silverstone, se le escapa el Mundial. Sobre la polémica sanción: "Acepto lo que decide la FIA".

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) optó por el optimismo tras un Gran Premio de Gran Bretaña para olvidar en el que acabó decimocuarto y aseguró que "el Mundial es muy largo" y que "nunca" se piensa "rendir".

"Estamos justo en el ecuador del campeonato. Todo los puntos perdidos hasta ahora es porque no hemos hecho las cosas tan bien como los demás en esta primera mitad. Por tanto en la segunda mitad tenemos que mejorar para tener un punto más que los rivales al final. El Mundial es largo y nunca nos vamos a rendir", reseñó Alonso tras la carrera.

Respecto a lo ocurrido en Silverstone, el piloto de Ferrari lamentó que tuvo que disputar "otra vez una mala carrera desde la salida", un problema que ha acusado "todo el fin de semana". Después, la carrera resultó "complicada por el tráfico" hasta que la sanción por adelantar a Robert Kubica le dejó sin ninguna opción.

"Después del 'drive trough' estaba en el puesto 17 ó 18. He intentado pelear y pasármelo bien. Sabía que los puntos eran imposibles y quería disfrutar", explicó Alonso, que no quiso polemizar con la sanción que sufrió. "Acepto todo lo que decide la FIA, ellos son los árbitros y lo aceptamos. La próxima vez lo tenemos que hacer mejor", se resignó.