El club ché paga cuatro millones al Mallorca que aún adeuda al Athletic parte del traspaso del delantero vasco

Se cumplió el deseo de Aritz Aduriz y del Valencia y ambos han juntado sus destinos para las próximas tres temporadas con una más opcional. El Mallorca ha dado por buena la oferta del club valencianista que pagará al conjunto balear cuarto millones de euros y dejará de abonar al delantero vasco cerca de la mitad de la ficha, sobre una cantidad de 1,5 millones de euros, que le adeuda de la temporada pasada. Aduriz ha condonado la deuda con el Mallorca y ha rebajado sus emolumentos para vestir la camiseta valencianista y poder disputar, a sus 29 años, por primera vez la Liga de Campeones.

La grave situación económica del Mallorca, con una deuda estimada de 50 millones de euros que le ha llevado a estar sumido en una Ley Concursal, le obliga a desprenderse de sus mejores activos de altos honorarios. Aduriz llegó al club balear dos temporadas atrás fichado por seis millones de euros al Athletic de Bilbao. El Mallorca no ha podido hacer frente al compromiso y el club vasco aún no ha percibido la totalidad del montante del traspaso lo que ha generado un largo conflicto entre las dos entidades que tuvo su momento más caliente el pasado mes de enero en el momento que el Athletic quiso hacer efectiva una parte del traspaso y el club bermellón le remitió un cheque sin fondos de 1,2 millones de euros. Antes de finalizar el mes el Mallorca debe de formalizar también el último pago de 700.000 euros.
El Athletic demandó por impago al Mallorca que se ha visto abocado al concurso de acreedores que le puede dejar sin disputar la Europa League. Antes de que termine el mes de julio, la UEFA, después que la Federación Española de Fútbol se abstenga de pronunciarse en el asunto, tiene que dictaminar al respecto con la presión del Villarreal que ve legítimo que el máximo organismo deje sin plaza europea al Mallorca y que ésta pase al club castellonense que se quedó a las puertas de Europa. El Athletic, mientras, confía que con el dinero obtenido por la venta de Aduriz, el Mallorca satisfaga la deuda pendiente en s totalidad. La Ley Concursal obliga, en todo caso, a que sea el administrador concursal quien disponga a qué acreedores le corresponden cobrar. Entre conflictos, el Valencia, con cerca de 500 millones de euros de deuda, se ha hecho con Aduriz, un delantero que en las dos últimas temporadas ha conseguido 22 goles, a 11 cada una. Con Soldado formará parte de una delantera que viene a suplir a Villa y Zigic.