Las jornadas promocionales han desatado la polémica

La propia asociación de equipos de Fórmula 1 (FOTA) ha tenido que aclarar la situación de prohibición de probar nuevos componentes durante la temporada, después de que varios equipos usaran sesiones promocionales para hacer rodar sus monoplazas de forma privada.

Fue el jefe de la FOTA, Martin Whitmarsh, comentó que Mercedes y Renault habían tomado “decisiones discutibles” sobre la prohibición de entrenar durante la temporada, como especifica el reglamento de esta temporada. Christian Horner, de Red Bull, también comentó que la sesión promocional de Ferrari en su circuito privado, hace algunas semanas, había violado el 'espíritu' del acuerdo.

Según la publicación italiana Autosprint, durante una reunión en Silverstone, la FOTA discutió la situación y se acordó un nuevo texto que regule estas situaciones para evitar que nuevos componentes sean incorporados a los monoplazas que tomen parte en los vídeos promocionales y demás actos extraordinarios.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL