El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha declarado que el Arsenal "no quiere escuchar" ninguna oferta por el centrocampista internacional Cesc Fábregas, recientemente proclamado campeón del mundo, ya que "no está en venta" y, además, ha apuntado que el club londinense "está muy dolido con el FC Barcelona".
"El tema de Cesc es complejo. El Arsenal está muy dolido con el Barcelona institucionalmente porque hace tres ó cuatro meses hubo discusiones, están ofendidos y vienen heridos. Ahora no quieren escuchar ninguna oferta porque dicen que no está en venta", ha señalado Rosell en una entrevista a 'Els Matins' de TV3.
En este sentido, el presidente azulgrana ha señalado que no ofrecerá "cualquier cifra" y "no tirarán la casa por la ventana" para fichar al centrocampista de Arenys de Mar. Si bien ha afirmado que todos "tienen muchas ganas de que venga", pero que si no viniera esta temporada "vendría la siguiente".
"Nosotros tenemos que cumplir con un plan de austeridad. No podemos tirar la casa por la ventana, por lo tanto no pagaremos cualquier cifra, no ofreceremos 60 millones. Todos tenemos muchas ganas de que Cesc venga al Barcelona, pero si no viene esta temporada vendrá la siguiente, y si no, la otra", ha anunciado.
Problemas con las nóminas
Rosell ha afirmado que cuando su Junta Directiva llegó al poder el pasado 1 de julio no encontraron el suficiente dinero "para pagar" las nóminas de los jugadores y técnicos del mes de junio. Además, ha dicho que Joan Oliver "se autoliquidó y no dejó dinero para afrontar los sueldos".
"Al llegar no nos hemos encontrado con el suficiente dinero para pagar las nóminas de junio de jugadores y técnicos pertenecientes al mes de junio. Al pedir el crédito sindicato las hemos podido pagar ya. Joan Oliver se autoliquidó su parte, pero dejó sin pagar a los jugadores", ha señalado.
En cuanto a los números presentados por Xavier Sala i Martín, el pasado 30 de junio, ha declarado que no han encontrado 11 millones de beneficios y que las cifras "estuvieron dadas muy a la ligera".
Renovación de Guardiola
Rosell ha afirmado que detrás de la renovación por un año de Pep Guardiola "no se esconde nada" y que "no se debe sufrir por Pep". Además, se ha mostrado respetuoso con la intención del entrenador de "ir año a año" y le ha dado la palabra de que "si él quiere podrá renovar en cualquier momento por un año más".
"Detrás de la renovación de Pep Guardiola no se esconde nada. No se debe sufrir por Pep. Él quiere ir año a año. Tendrá una renovación automática cuando termine la temporada, pero le hemos dado la palabra de que en cualquier momento de la temporada si él quiere podrá renovar para un año más", ha indicado.