El joven cumplía 16 años y su madre le envió un "regalito" que jamás olvidará. La bailarina erótica bailó en cuatro patas al ritmo de Britney Spears.

Un episodio revolucionó al Arnold Hill School, de Nottingham, en Inglaterra. Uno de los alumnos cumplía 16 años y su mamá, por error, le mandó una stripper que ingresó cuando los chicos estaban en plena clase.

La madre del menor había contratado un “gorila” para sorprenderlo, pero aparentemente hubo un gran mal entendido por lo que quien asistió al establecimiento escolar fue una bella joven.

La bailarina hot llegó en plena clase. Lo primero que hizo fue caminar por toda el aula en cuatro patas como un perro buscando al “afortunado”.

Al ritmo de la música de Britney Spears, se sacó la ropa hasta quedarse en corpiño y le pidió al joven que le pusiera crema en el cuerpo.

Una autoridad del colegio dijo que están investigando el episodio. Sin embargo desmintió suspensiones y que la Policía estuviera involucrada.

Testimonio de un testigo
Los compañeros se negaron a revelar la identidad del chico diciendo que sus maestros les pidieron silencio para que evitar más problemas.

Pero uno de los muchachos que presenció el show indicó: “Todo empezó después de la clase, cuando estábamos en lección de drama”.

“La maestra anunció que algo iba a pasar”, dijo y reveló que, acto seguido entró la mujer luciendo una pollera muy cortita.

“Ella le pidió al homenajeado que se parara y, cuando el lo hizo, lo retó por haber sido un chico muy travieso que no hizo la tarea”, añadió el testigo.

Además, develó que el protagonista salió corriendo de la casa mientras que la stripper hizo su bolso y se escapó. “Estábamos todos en estados de shock”, añadió la fuente.