La letra pequeña de la compra de Cuatro por la Mediaset de Silvio Berlusoni puede poner a Prisa en una encrucijada. Y es que la compañía de los Polanco tendrá que mantenerse en el capital de Telecinco si, dentro de tres años, quiere renovar los dos canales de pago en TDT que el compromiso entre las cadenas inicialmente le otorga. Según revela la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en su informe a la operación, el contrato entre ambos operadores contempla que “Digital Plus podrá arrendar dos canales en TDT de las plataformas operadas, directa o indirectamente, por Telecinco para un periodo incial de tres años renovable por Digital Plus siempre que Prisa mantenga una participación del 10% o más en Telecinco”.
Prisa tiene hasta el 31 de octubre de 2010 para acceder a esos dos canales de pago, opción que ejercitará.La intención de los Polanco es dotar esos canales de los contenidos que ya operan en Digital Plus.“Podría ser una versión reducida de Canal Plus, o incluso uno de deportes y otro de cine, a semejanza de las opciones que hay contempladas en la plataforma digital”, explicaban recientemente fuentes internas de la compañía. Eso sí, tendrá que ser bajo la modalidad de pago, ya que el acuerdo con Telecinco impide a Prisa competir en el abierto durante tres años.
La excepción a esa condición es la actual CNN+, que está contemplada en el pacto. “Prisa tiene la opción de arrendar uno de los canales de la plataforma de TDT de Telecinco, para la difusión en abierto de un canal de noticias 24 horas, que será producido por Prisa”, expone la CNC entre sus argumentaciones. No obstante, aquí también Mediaset se ha curado en salud, ya que deja claro que “Telecinco actuaría como proveedor preferencial de los servicios de producción o emisión del canal de noticias”.
Si la operación finalmente se cierra, Telecinco sumará dos múltiplex en el nuevo espectro TDT, el equivalente a ocho canales. Según el compromiso cerrado entre ambas cadenas…