Ferrari no se da por vencida pese a su crisis

No está siendo una buena temporada para Ferrari. Los de Maranello llegan a Hochenheim lejos del liderazgo en ambos mundiales y tras actuaciones bastante pobres. Sin embargo, el jefe de la Scuderia es claro a la hora de valorar el potencial de su equipo de aquí al final de la temporada:

"Quien crea que no podemos ganar el campeonato del mundo… que busque otro trabajo". Esta es su manera de defenderse.

En Maranello todavía se venera el F10; Stefano asegura que no han pensado todavía en abandonar el proyecto actual para centrarse en el año que viene. Quiere que el equipo lleve "victorias y podios a casa" antes de ello. Sin embargo, reconoce que la situación en su equipo no es la mejor; las críticas están aumentando los últimos días, y hace demasiado tiempo que los aficionados no disfrutan con una victoria. Stefano confiesa a La Stampa sentirse "herido" cuando se dice que Ferrari está "desordenada".

Red Bull está siendo esta temporada la sorpresa de la Fórmula 1. Y no sólo por su rendimiento, sino por sus ingeniosas soluciones que traen de cabeza al resto de la parrilla. Y no son los únicos; McLaren y su conducto de aire también han revolucionado la Fórmula 1. Ferrari, sin embargo, no ha realizado ningún invento destacable. O, al menos, eso parece; Domenicali lo niega: "Nosotros hemos hecho cosas menos visibles. Pero acepto las críticas: algunas soluciones sorprendentes vienen de fuera".

Fernando Alonso tampoco está teniendo su mejor temporada: accidentes, errores, salidas de pista, adelantamientos frustrados, penalizaciones… Es capaz de ganar y conseguir podios, pero su rendimiento es bastante irregular este año. Domenicali cree que es cuestión de presión: "Pilotar para Ferrari es diferente. Algunos dicen que una vez en el coche todo es igual, pero es completamente falso: la presión en nuestro equipo no es comparable con otros, como por ejemplo Red Bull, McLaren o Mercedes".

Pero la temporada sigue su curso, y aún queda la mitad. Stefano confía en volver a ganar y a luchar por ambos mundiales. Y para ello Ferrari ha de afrontar una etapa de renovación: "Para ganar hay que atravesar estos períodos. Después de tiempos maravillosos, las reglas básicas han cambiado: al principio todo era ilimitado; pero ahora hay que pensar en presupuestos y simulaciones. Imagina que mañana se jugase sobre césped sintético en el fútbol; el deporte es el mismo, pero la preparación, los materiales, las técnicas… todo cambiaría".
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL