Aprueba el código donde una señal verde, amarilla o roja advertirá si el programa es adecuado para ellos


El Consejo de Administración de RTVE ha aprobado este miércoles el Código de Autorregulación para la Defensa de los Derechos de los Menores, que incrementa las franjas de protección establecidas en la Ley General de la Comunicación Audiovisual y amplia la programación familiar en fines de semana y festivos.

Así, el código de autorregulación, que afectará a TVE, RNE y RTVE.ES, tiene en cuenta tanto los contenidos que no pueden ver los menores en televisión como el tratamiento que reciben los niños en esos mismos contenidos.

Para ello, la corporación incrementa las franjas de protección establecidas en la Ley general de la Comunicación Audiovisual y se compromete a emitir una programación de carácter familiar entre las 16.00 y las 19.00 horas de sábados, domingos y festivos, días en que los menores pasan más tiempo ante la televisión o el ordenador.

Advertencia óptica, en verde, amarillo y rojo

Además, en los distintos contenidos que se emitan se establecen cinco clasificaciones: especialmente recomendados para la infancia, para todos los públicos, no recomendados para menores de siete años, no recomendados para menores de trece años y no recomendados para menores de 18 años.

Dicha clasificación se hace teniendo en cuenta cuatro parámetros: comportamientos sociales, violencia, conflictividad y sexo. La clasificación de los programas tendrá una advertencia óptica, en verde, amarillo y rojo, más el tramo de edad al que se refiera, y otra acústica.

Las normas del código se aplicarán también a autopromociones y avances de autopromoción emitidos en horario de protección infantil. La competencia para el seguimiento del cumplimiento del Código recae en la Defensora del espectador, oyente y usuario de medios interactivos.