La censura de las películas es un tema muy delicado, pero que de vez en cuando sirve para que una película que no iban a ver más que cuatro o cinco la vean 4 o 5 millones. Hace unos meses pasó con la última entrega de Saw en España, que sólo podía verse en salas X y por lo tanto no fue estrenada. Sin embargo causó tanto revuelo que se convirtió en una de las películas más descargadas del momento.

El caso de hoy es un poco más lejos, en Australia, y no ha sido censurada en su estreno sino en el Festival de Melbourne, muy a pesar del director del certamen. Los censores australianos consideraron que la película "L.A. Zombie", que trata de unos zombis homosexuales, alienígenas necrófilos y demás cosas bonitas y dignas de ver, era demasiado dura incluso para darle calificación, y por lo tanto no permitieron su emisión. En cualquier caso, esta película venderá 10 veces más que sin la censura.