Además, quienes duermen boca arriba tienen menos miedo a hacer el ridículo y los que ven telenovelas tienen más difícil perder la timidez.


Lo dice un estudio realizado a más de 1500 jóvenes españoles, de entre 18 y 30 años para medir su creatividad, aunque las conclusiones son diferentes en cada Comunidad Autónoma.

Cantar en la ducha es una costumbre que tiene el 49% de los jóvenes, aunque son los castellano leoneses los que más la practican.

Otros factores que determinan el ingenio son dormir boca arriba, llevar un calcetín de cada color o cantar en la ducha. En esto, los riojanos están a la cabeza.

A la cola del ranking están los gallegos aunque no tienen rival si se trata de improvisar un plan cuando el tiempo no acompaña. En el extremo contrario están los navarros, que siempre tienen una alternativa.