Hungaroring es su talismán: allí ganó por primera vez

Fernando Alonso cumple hoy 29 años. Con su recién estrenada edad visitará uno de los circuitos más especiales para él. Es su trazado talismán. Una pista donde todo cambió. Después de Hungría 2003 hay un antes y un después en la historia de la F1 en España. El 24 de agosto del 2003 fue el día que comenzó a gestarse la historia del bicampeón del mundo.

En pleno verano, Alonso se convirtió en el primer español en ganar una carrera de F1. Tan sólo tenía 22 años cuando se subió a lo más alto del podio en Hungría y dijo que esa era la primera victoria de muchas más. Y no se ha equivocado. El pasado domingo en Alemania logró su triunfo número 23 en la categoría reina, una cifra con la que se ha convertido en el décimo piloto que más veces ha ganado en la historia de este deporte.

Siete años después de su primera victoria regresa a Budapest con un único objetivo en la mente: ganar. El asturiano quiere volver a repetir el mismo resultado del pasado fin de semana porque sabe que para ganar el título, ahora más que nunca hay que darlo todo. "El coche es fiable, hemos encontrado la dirección adecuada y ahora tenemos que seguir trabajando en la misma línea. Volver a Hungría es muy especial, allí conseguí mi primera victoria. Después de eso sucedió todo a una velocidad increíble".

En 2003 vivió emociones muy fuertes que no ha olvidado con el paso de los años y de los éxitos logrados posteriormente. Por ello, asegura que para él sería muy bonito volver a revivir todo eso al volante de un Ferrari este fin de semana.

Eso es lo que esperan en Ferrari y todos los seguidores de Alonso, ya que la ilusión ha vuelto después de ver que el F10 del asturiano vuelve a ser ganador. Aún así como dicen desde Maranello hay que mantener la calma y la concentración. Y más teniendo en cuenta, que este circuito al asturiano en los últimos años no se le ha dado bien. El último problema lo tuvo el año pasado, logró la pole pero un problema con la tuerca que no quedó bien apretada al neumático delantero hizo que la carrera para Alonso se terminara. Un error que en 2006 casi le cuesta el título mundial.

Aún así, Alonso es optimista y a partir de mañana mismo en los entrenamientos libres está dispuesto a darlo todo para romper el mal presagio de los últimos años en Hungría. Y es que el bicampeón del mundo quiere celebrar su cumpleaños de la misma manera que hace siete años: en lo más alto del podio.
Redacción - Verónica Nogales - Infomotor Network, SL