Sacrificaría su tiempo de descanso por trabajar en la mejora del coche

Lewis Hamilton está dispuesto a trabajar duro en la fábrica de McLaren de cara a esta última parte de la temporada. Pero de momento la fábrica del equipo estará cerrada durante las próximas dos semanas, por lo que el británico, tras su decepcionante carrera en Hungaroring se marchó de vacaciones.

Para cuando las puertas de Woking vuelvan a abrir, Hamilton se compromete a trabajar con todo el equipo, mano a mano con los ingenieros, asegurándose de que no se les escapa ningún detalle.

"Si no hubiera un parón vacacional me iría directamente a la fábrica", dijo Lewis Hamilton. "siempre está muy comprometido con el trabajo que se hace en la fábrica de McLaren". "Yo no soy ingeniero, pero le pregunto mucho al jefe de diseño y por el túnel de viento. Intento entender porque hago algunas cosas".

Hamilton de 25 años, perdió el liderato del Mundial de pilotos en el pasado GP de Hungría cuando se vio obligado a abandonar por un problema en la caja de cambios. Sin embargo, dejando a un lado los problemas mecánicos, el MP4-25 no tuvo el ritmo necesario para acercarse a los líderes en todo el fin de semana. Por ello, Hamilton y su equipo están dispuestos a encontrar una solución.

A pesar de la prohibición de test durante la temporada, Hamilton declara que existen otros modos para darle un empuje al McLaren y mejorar. "Siento que mi trabajo les puede ayudar para sacar al McLaren lo que le falta", concluyó Hamilton.
Redacción - Verónica Nogales - Infomotor Network, SL