El hombre, de Barcelona, se llevaba teléfonos móviles, ordenadores portátiles, perfumes y ropa

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 36 años, que ya ha sido encarcelado por orden judicial, acusado de seducir a sus víctimas en locales de ocio nocturno con el objetivo de ganarse su confianza para que le invitaran a su casa, donde las drogaba y les robaba sus objetos de valor.

Según ha informado hoy la policía catalana, el detenido es Luis Edison V.H., acusado de al menos ocho robos de este tipo en las localidades de Barcelona y Sitges (Barcelona).

El arrestado seducía a las víctimas en locales de ocio nocturno y lograba que le invitaran a pasar la noche en su casa.

Una vez en el piso, drogaba a las víctimas introduciendo sustancias narcóticas en su bebida, con lo que lograba que quedaran profundamente dormidas.

El ladrón aprovechaba entonces para desvalijar el piso, del que sustraía objetos de valor como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, perfumes y ropa, que se llevaba en maletas que también robaba a la víctima.

Durante la investigación, los Mossos d'Esquadra descubrieron que la compañera de piso que compartía habitación con el acusado, Erika F.B., de 34 años, era beneficiaria de los objetos robados, por lo que también ha sido detenida, acusada de un delito de receptación.

En el registro del piso de los detenidos se localizaron objetos robados en los domicilios de las víctimas y de otras personas de las que se está pendiente que denuncien los hechos.