La Información ha tenido acceso al informe remitido al supervisor del mercado estadounidense (SEC) donde PRISA explica su situación financiera actual.

PRISA tiene una carrera contrarreloj para lograr financiación inmediata y evitar la suspensión de pagos. En esta carrera ha vendido un 22% de Digital+ a Telefónica y otro tanto a Gestevisión-Telecinco, dentro de la operación de compra de Cuatro, por parte de la filial de Mediaset.

Pero esos ingresos, algunos parados a la espera de que Competencia estudie el caso, no han sido suficientes, y PRISA ha vendido a Liberty, por 300 millones de euros, el 57% de la compañía, quedando relegada la familia Polanco al 30% de acciones.

Esta venta sería una más, sino fuera por una cláusula de los acuerdos contraídos con Telefónica y Gestevisión-Telecinco. Según dice el informe de PRISA, entre las consecuencias de este cambio de poder, la propia Prisa, estaría la posible venta forzosa de Digital+. Ésta podrá ser solicitada tanto por Telecinco como por Telefónica.

Por lo tanto, PRISA se puede encontrar, en los próximos meses, ante una solicitud de venta forzosa del 56% de acciones que todavía tiene en Digital+, lo que apartaría a la empresa dirigida por Cebrián, del negocio televisivo.

Indemnización a Telecinco


En el supuesto de que algunos de sus dos socios forzara al grupo de medios a ejecutar la venta, ésta debería consumarse a un precio mínimo de 1.320 millones de euros para evitar que Prisa tuviera que indemnizar a Telecinco.

Esta exigencia es fruto del acuerdo sellado entre Prisa y la cadena de televisión cuando la segunda se hizo con el 22% de Digital+. Entonces, la filial de Mediaset tuvo que desembolsar los mismos 485 millones que Telefónica había pagado por la misma participación.

Pero, a cambio, firmó una clausula por la cual, si en algún momento el grupo de medios se desprendía de acciones de la plataforma televisiva por un importe inferior, debería ajustar cuentas con Telecinco.

El precio pagado por la cadena y la operadora supone valorar la totalidad de Digital+ en 2.350 millones de euros.