No cree que Red Bull sea débil en Italia

Tras el Gran Premio de Bélgica después del parón veraniego, las miradas ya están puestas en la siguiente prueba, Monza. Ferrari correrá en casa arropado por la afición de los tifossi, deseosos de que la marca realice un gran trabajo para que recupere sus expectativas para el Mundial.

Con respecto a esto, se lleva comentando varias semanas la posibilidad de un bajón de rendimiento de Red Bull en el trazado italiano, pero Stefano Domenicali, director deportivo de Ferrari, no cree en esta predicción.

Comienza la cuenta atrás para ir viendo cómo va a quedar el Mundial 2010. Quedan 6 pruebas y las calculadoras echan humo. Ferrari analiza las posibilidades de ganar el Campeonato, algo que no descartan a pesar de obtener últimamente resultados por debajo de sus expectativas. A ello ayudaría una posible reducción del rendimiento de los Red Bull en Monza, algo que se ha estado comentando últimamente, incluso por parte del propio equipo de los Toros Rojos.

Pero Stefano Domenicali asegura no encontrar motivos realmente seguros para estas previsiones: "espero que sean verdad, pero en realidad no lo creo", acaba de asegurar el responsable de Ferrari. "Tienen un gran coche, así que todo puede formar parte de una táctica".

Al escepticismo de Stefano se le unen las malas estadísticas de Ferrari en la actualidad. En el Gran Premio de Brasil podrían cumplirse dos años desde que un monoplaza rojo no consigue la pole en una carrera, un dato que se tiene muy en cuenta en un equipo tan puntero: "definitivamente, no es una buena señal, porque significa que no tenemos el mejor conjunto. En Alemania estuvimos muy cerca, pero parece que hemos retrocedido un poco", admite el responsable de Ferrari.

Pero no tira la toalla y quiere tranquilizar a los aficionados, en la medida de lo posible. "En 2007 teníamos 17 puntos de desventaja con dos carreras por disputarse y fuimos campeones. Vamos a seguir presionando, porque tres de los cinco aspirantes no han puntuado" en Spa. Aunque Fernando fue uno de ellos y se ha distanciado en 40 puntos con el actual líder, "quizá la próxima vez sea al revés, así que tenemos que seguir adelante".

De momento, confirmó que, a diferencia de Renault y quizá de McLaren, Ferrari utilizará con toda seguridad el Conducto F en Monza, lo que podría aprovechar en las rectas del circuito para ganar velocidad punta.

Frentes abiertos
Son muchos los aspectos que aún tiene pendiente la Scuderia y que tampoco ayudan a mantener la calma en la sede del equipo. Domenicali está también muy pendiente de la decisión que la FIA tomará en septiembre sobre el adelantamiento de Alonso a Massa en Hockenheim, pero comenta que está "seguro de que el Consejo Mundial entenderá nuestro punto de vista". Se desconoce si la penalización afectará directamente a los pilotos mediante pérdida de puntos, lo cual complicaría más los resultados del equipo.

Para finalizar el repaso a la 'actualidad informativa' sobre lo que queda de temporada, comentó sobre los rumores de que hasta hace muy poco, los organizadores del nuevo Gran Premio de Corea estaban todavía trabajando en el asfalto del trazado. "Creo que una cancelación del Gran Premio sería un problema para todos por la lucha por el Campeonato" y añade como broma que "si todavía hay partes del trazado con grava, entonces tendré que conseguir que vuelva Kimi Raikkonen" directamente de los rallies. No hay nada como tomarse las cosas con humor.
Redacción - Isaac Campos - Infomotor Network, SL