Mediapro le acusa de no pagar las cantidades pactadas en sus contratos.


Canal 9 no pudo emitir este lunes, en contra de lo previsto, el partido de Liga disputado entre el Atlético de Madrid y el Sporting de Gijón. Ni siquiera durante el fin de semana las cámaras y los periodistas de la autonómica valenciana lograron el permiso para acceder a los estadios en los que jugaban los equipos valencianos de Primera División y Segunda División.

Según la cadena, la culpable de esta situación no es otra que Mediapro que "se ha negado a facilitar a Canal 9 la señal del encuentro Atlético de Madrid – Sporting de Gijón, partido designado en abierto de la primera jornada de la Liga de Fútbol española".

De este modo, asegura Canal 9, Mediapro ha incumplido el contrato firmado con Radiotelevisió Valenciana (RTVV) el 25 de agosto de 2006, por el que RTVV ostenta los derechos de retransmisión en abierto, hasta el final de la temporada 2010-2011, de un partido de fútbol por jornada de Primera División, así como los derechos de emisión y resúmenes de los partidos de Primera y Segunda División de cada jornada, y el derecho de transmisión de un partido de fútbol por jornada de Segunda División.

Televisió Valenciana hizo pública ayer, a través de un comunicado, "su total indignación ante la actitud adoptada por Mediapro, accionista de laSexta, consistente en impedir el acceso de los equipos de TVV a los estadios de fútbol el pasado fin de semana coincidiendo con el inicio de la Liga 2010/2011. Esta medida ha sido adoptada por Mediapro sin previo aviso directo a TVV y utilizando a FORTA y a los clubes de fútbol como interlocutores".

TVV recordó que el contrato que desde 2006 mantiene con Mediapro "incluye un partido de fútbol por jornada de Primera División, así como los derechos de emisión de los resúmenes de los partidos de Primera y Segunda de cada jornada y el derecho de transmisión de un partido de fútbol por jornada de Segunda División, algo que se ha incumplido este pasado fin de semana".

En el comunicado TVV también recuerda que "Mediapro se encuentra en una situación de concurso de acreedores y que, según el estado de cuentas que ellos mismos presentaron ante el juzgado, Televisión Autonómica Valenciana figura como el segundo principal acreedor con la cantidad reconocida de 25 millones de euros, mientras que figura como deudor con la cantidad de 10 millones de euros. También llama la atención que las comunicaciones enviadas por Mediapro a largo de este fin de semana para impedir la entrada de los equipos de TVV en los estadios no han sido realizadas por los administradores concursales designados por el juzgado".

Según asegura RTVV, esta situación se ha producido "tras los diversos intentos por parte de Mediapro de que TVV renueve el contrato con la productora, que vence al final de la presente temporada", algo que se ha negado a realizar "en los términos en los que se le ha planteado".

Televisión Valenciana espera que esta situación se reconduzca en las próximas horas y se cumplan todos los términos del contrato que se encuentra en vigor.