Toma partes de Silverstone, Hockenheimring y Estambul

El nuevo trazado norteamericano de Austin (Texas) ya tiene cuerpo: cinco kilómetros y medio de longitud, cuarenta metros de desniveles, trescientos veintiún kilómetros por hora de velocidad punta… ¿Cuándo lo disfrutaremos?

Hasta 2012 no será realidad en el mundial de Fórmula 1: "Tiene que ser bonito", asegura Tavo Hellmund, el promotor de la carrera, a American Statesman. "Creo que a los pilotos y los aficionados les gustará".

La nueva criatura de Hermann Tilke ha gustado a Bernard Ecclestone, según dice el propio Hellmud a través de Associated Press. Una nueva pista que, sin embargo, no difiere en gran medida de las últimas creaciones del alemán Tilke. Tavo incluso ve partes prestadas de otros de sus modernos circuitos, como la famosa octava curva a izquierdas de Estambul, de múltiple ángulo, sólo que en Austin es de derechas.

Pero no son las únicas reminiscencias de otras pistas del mundial para Tavo: la primera sección de la nueva pista, entre las curvas tercera y sexta, es idéntica a Maggots y Becketts, mientras que (siempre en opinión de Tavo) la sección entre las curvas duodécima y decimoquinta tiene el espíritu del Motodrom de Hockenheim.

Cuando una nueva pista entra en el mundial, lo primero que preguntan los aficionados y los pilotos es si será propicia para buenas luchas, adelantamientos y espectáculo. Según Tavo, la pista de Austin tiene tres buenos lugares de adelantamiento. La pregunta ahora es: ¿dará tiempo a levantar este nuevo estadio de la velocidad? No hay fecha de inicio de las obras, y Tavo no se atreve a predecir nada: "No quisiera dar una fecha. Todo el mundo está apremiando y bullicioso".
Redacción TheF1.com - Héctor Campos - Infomotor Network, SL