No sólo en España hay geurra de Fútbol, en nuestro país vecino galo también. La Guerra desencadenada por los operadores de Canal + y Orange en torno a los derechos de emisión en televisión de la primera liga de Francia tiene un final cercano y desesperanzador. Según adelanta la prensa Francesa, el operador Orange (France Télécom) no tiene intención de renovar el contrato hasta el 2012, lo que cuesta anualmente 203 millones de Euros. Con este abandono, está garantizado también que desaparezca el Canal Orange Sport.