La casa alemana sextuplica el precio del dispositivo

La revista alemana Auto Motor und Sport ya informó de que el precio establecido para la venta a todos los equipos del KERS, el sistema de recuperación de energía, sería de un millón de dólares (unos 788.000 euros). Sin embargo, las cosas no quedarán así según la marca de la estrella.

Con el plan inicial, los equipos podrían usar el resto de presupuesto en otros desarrollos y evoluciones del monoplaza. Sin embargo, desde Mercedes han comunicado que el precio del KERS para la próxima temporada será de seis millones de dólares (unos 4,7 millones de euros). De esta manera, la propia Mercedes, además de Mclaren y Force India, si no firman con otro equipo para el próximo año, serían las afectadas por la subida de precio de la escudería alemana.

El informe de la publicación alemana no se quedaba sólo en el aumento del precio del KERS, sino que iba más allá. El rotativo especulaba que Force India no estaría dispuesta a afrontar el aumento económico. Además del KERS, Force India debería destinar nueve millones de dólares (7,1 millones de euros) para pagar el motor Mercedes.

Sin embargo, no todo iban a ser malas noticias para los clientes de Mercedes. La escudería alemana cree que, la próxima temporada, podría suministrar un KERS de 21 kilos en vez de los 25 kilos del modelo desarrollado actualmente.

Se cree que los otros proveedores de KERS, Ferari, Renault y Williams, no van a seguir el aumento de precio iniciado por Mercedes. El director técnico de Williams, Sam Michael, se ha mostrado sorprendido por el aumento de precio de la escudería alemana. "Hemos estimado que el coste de nuestro KERS será de medio millón de libras esterlinas (610.000 euros), y no pesará más de 25 kilos", añadía Michael.

Así, en tiempos de crisis y de problemas económicos, la subida de precios no sentará muy bien a las escuderías del mundial de Fórmula 1.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL