Las declaraciones de Horner no convencen al piloto alemán

"Que se calme". Eso le pedía Christian Horner a Sebastian Vettel para la última etapa de la temporada, pues debe "mantener la calma y centrarse". Ahora, el piloto responde: él seguirá siendo el mismo y asegura que seguirá tan agresivo como siempre, presionando todo lo que pueda. Tiene muy claro que competir "no es quedarse a ver qué sucede". Vettel seguirá con el acelerador a fondo...

Seguir atacando en la pista y darlo todo. A pesar de las críticas que está recibiendo y de los consejos del responsable de Red Bull, Sebastian Vettel asegura que seguirá atacando en las carreras restantes, pues no es momento de conducir con "más cautela". "La competición no es un descanso para tomar un café", ha respondido el piloto con ironía a Horner sobre sus recomendaciones.

En declaraciones a la publicación alemana 'Speedweek', el piloto alemán deja muy claro que afronta el Gran Premio de Italia como lo ha hecho con el resto, y que sus ganas de superarse no le impedirán presionar lo necesario para conseguirlo: "Acudo para ganar, si es posible. Pero para eso hay que atacar, no me puedo esperar a ver qué sucede".

Vettel lucha contra las críticas y comentarios. Hasta contra el apodo de 'chico-crash' que le pusieron en McLaren tras chocarse con Button en Bélgica. Y queda claro que Sebastian no va a dejar de pisar el acelerador.

Reconoce que ha cometido errores. Pero de ahí a "mantener la calma" y circular con precaución hay un trecho bastante grande para el corredor. Pero esto no significa que en Monza vayamos a ver a un piloto conservador sobre la pista: "Siempre trato de atacar, así que en ese sentido nada va a cambiar. Uno siempre tiene la cabeza alerta y todo el mundo pondera los riesgos". Añade que sabe "que tanto yo como mi coche somos lo suficientemente rápidos para ganar", por lo que volverá a darlo todo en la pista... ante la preocupación de Horner, acelerador a fondo para Sebastian.
Redacción - Isaac Campos - Infomotor Network, SL