HDCP, el sistema de protección para transmitir contenidos en alta definición a través de salidas digitales (HDMI/DVI), ha sido crackeado. Esta semana fue publicada la clave maestra, base de todo el sistema, e Intel (desarrollador del HDCP) ha confirmado que es correcta.

Ya podemos decir por tanto que las últimas medidas anticopia para los contenidos audiovisuales han caído por completo, primero las del formato físico (AACS y BD+) y ahora las de la transmisión. Este último avance sin embargo no tendrá una repercusión inmediata en los usuarios, que pueden copiar los blu-ray desde hace tiempo, sino más bien en los fabricantes de bajo coste que podrán ahorrarse un buen dinero en licencias (¿e invertirlo en abogados?).