Previo
Luces, motores… ¡acción!

La Fórmula 1 vuelve a encender las farolas para disputar la tercera carrera nocturna de su historia: el Gran Premio de Singapur. La primera de las cinco últimas carreras del año marcará la recta final de un mundial que no termina de definirse.

La lluvia amenaza con ser una invitada de lujo que, junto con la peligrosidad de los muros urbanos, será juez en un partido decisivo. Este fin de semana empieza a decidirse el mundial y no hay un color favorito.

Whitmarsh: "Singapur es un hito"
El título mundial de Jenson Button, logrado la pasada temporada en el equipo Brawn GP, tiene ahora hasta seis aspirantes. Para el actual campeón, revalidar el título pasa irremisiblemente por hacer una buena actuación en las peligrosas calles singapurenses: "Nos va a dar una buena ideas de cómo terminará el mundial. Va a despejar las dudas sobre el destino", asegura casi filosófico el actual piloto de McLaren-Mercedes, cuarto clasificado, a un solo punto del español Fernando Alonso. Mientras Button espera que la configuración del circuito se adapte mejor a su monoplaza, su compañero de equipo, Lewis Hamilton (segundo en el mundial), no quiere olvidar su error en el Gran Premio de Italia, sino usar el accidente para mejorar y madurar: "Soy optimista. Tendré más experiencia en Singapur. Voy con más motivación para afrontar el final de la temporada. Monza fue un antes y un después", afirma el inglés, que ganó en Singapur el año pasado. McLaren ayudará a repetir gracias a las mejoras que llevará y que Martin Whitmarsh confirma: "Llevaremos algunas mejoras que significarán un paso adelante. Singapur, en sólo dos carreras, ha marcado un hito en el automovilismo".

Alonso: "Singapur es de mis favoritos"
Fernando Alonso, por su parte, desconfía del trazado urbano, que cree que beneficiará a Red Bull, aunque reconoce que la pista le inspira "grandes recuerdos", e incluso afirma que es uno de sus "circuito preferidos". Tras la victoria de Monza, el español quiere continuar con la racha o, al menos, hacer podio, condición imprescindible, asegura, para seguir optando al mundial. Más difícil todavía lo tiene Felipe Massa, sexto en el mundial a sesenta y tres puntos de la cabeza. Es el menos favorito de los favoritos. Pero él niega haber tirado la toalla. Y niega que la vaya a tirar: "Seguiré luchando por ganar y por el bien del equipo en las carreras que quedan". Por si había dudas sobre las órdenes de equipo, Stefano Domenicali se esfuerza en declarar a Globo Esporte que tanto Alonso como Massa "siempre se esfuerzan al máximo por el bien del equipo en cada gran premio, como desde el inicio de la temporada".

Farolas, baches, lluvia…
Sólo queda un protagonista: Mark Webber (líder con Red Bull), que aún sueña con mantener su ventaja al frente de la clasificación: "Quiero mejorar el resultado del año pasado. Me gusta correr de noche" asegura el australiano. "El coche debe de ir bien", confía Mark. Pero el australiano no está dando buenos resultados en carrera: demasiados errores en las salidas, donde pierde posiciones al acelerar demasiado lento. Singapur será también difícil para él en este aspecto, según denuncia Robert Kubica, por el asfalto en mal estado, que brinda una menor adherencia: "Es una carrera muy difícil, con muchos baches". Pero Hamilton no piensa igual, ya que asegura que "hay bastante agarre y se puede apurar en las frenadas fuertes". Pero habrá más incertidumbre: la predicción de la FIA anuncia tormentas los tres días de Gran Premio; una auténtica locura de confirmarse para un trazado tan especial. Kubica, además, no termina de cogerle el gusto a la noche: "Se duerme muy tarde, y uno se despierta al mediodía. El horario es extraño y acabamos trabajando hasta la madrugada".

La primera sin De la Rosa
Singapur será la primera carrera de 2010 sin Pedro de la Rosa. Fernando Alonso ya ha mostrado su apoyo a su compatriota, despedido de Sauber recientemente, mientras que Jaime Alguersuari, también decepcionado con la marcha de Pedro, espera recompensar a la afición española sumando algún punto: "Espero acabar en la zona de puntos", asegura el piloto de Toro Rosso. Jaime sigue queriendo acumular experiencia y terminar el año lo mejor posible. No son los únicos españoles con el mismo objetivo: la primera escudería de Fórmula 1 española, Hispania Racing, llega a su primera carrera nocturna con ganas de marcar un buen recuerdo. Uno de sus pilotos, Bruno Senna, ansía bautizarse con la luz de la luna: "Es mi primera carrera nocturna y tengo muchas ganas. Puede ser una buena carrera para nuestro equipo", declara el brasileño. Lo que está claro es que será un buen espectáculo para el público.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL