McLaren se muestra muy preocupado y en Red Bull las opiniones se dividen

El Mundial 2011 es uno de los más abiertos y con una serie final de pruebas más emocionantes que se han vivido. Por si fuera poco, las dudas planean sobre uno de los últimos cuatro Grandes Premios que quedan, y varios responsables de equipo acaban mostrar su preocupación sobre la disputa del Gran Premio de Corea.

McLaren y Red Bull son los primeros en solicitar a Bernie Ecclestone que confirme cuanto antes si habrá o no prueba en Corea del Sur, y sus opiniones al respecto están dividas.

Ahora mismo, las noticias que continúan llegando sobre este nuevo escenario para la Fórmula 1 siguen sin ser nada halagüeñas. Aún quedan muchos aspectos que determinar en el trazado, tal y como admitía Ecclestone ayer, declarando que la inspección se ha retrasado demasiado, ya que el debut del GP de Corea se celebra en menos de un mes y las incertidumbres sobre su participación siguen en el aire.

Por ello, ya han mostrado su preocupación dos máximos responsables de equipo: Martin Whitmarsh (McLaren) y Christian Horner (Red Bull) están con sus calculadoras en la mano mientras preguntan al director de la Fórmula 1 cuándo se podrá tener en cuenta esta prueba. McLaren, por ejemplo, tiene la esperanza de que pueda realizarse la carrera debido a la necesidad de puntos que tienen sus dos pilotos.

Martin asegura que le "gustaría" que quedasen cuatro carreras en este final de 2011, pero ha segurado tener "muchísima preocupación" sobre las inspecciones de Yeongam. "Bernie y los coreanos que están trabajando en ello. Sólo nos queda concentraremos en la próxima carrera de Suzuka y maximizar los puntos".

Red Bull, por su parte, no muestra tantas dudas como su 'colega' de McLaren. Es algo más optimista, ya que el piloto Karun Chandhok completó recientemente una demostración sobre la pista al volante de un coche de F1 de años anteriores. "Estuvimos allí hace unas semanas y todo fue bien en la pista, así que estamos bastante confiados», ha declarado Christian Horner, que añade que todos los vuelos que han reservado de transporte de materiales siguen reservados".

Pero dentro del equipo también hay diferentes opiniones. Sus dos pilotos, como si quisieran continuar su comentada rivalidad en cualquier aspecto, ven la situación de forma diferente cada uno. Según los comentarios que traslada Horner, "Mark dice que no a la carrera y Sebastien diría que sí. Obviamente, desde el punto de vista del equipo, la cancelación no sería algo tan malo".

El Jefe de Red Bull asegura haber hablado con Ecclestone y "parece que está bastante seguro" de los trabajos que se están haciendo, a pesar de que las inspecciones debieron terminar... hace casi tres meses. Suspense hasta el último día.
Redacción - Isaac Campos - Infomotor Network, SL