El español de Ferrari se siente mejor que nunca

Fernando Alonso dejó escapar una pícara sonrisa en la conferencia de prensa de la carrera de Singapur cuando aseguró que "un rival para el título" había tenido que abandonar, y eso le venía de perlas para el campeonato. Ese rival 'anónimo' era Lewis Hamilton, que con su accidente deja al español en el segundo lugar, a sólo once puntos del líder, Mark Webber.

El asturiano de Ferrari tiene motivos para sonreír, y no los oculta: "Algunas veces, en campeonatos pasados, en septiembre estaba cansado, con todas esas largas luchas, muy estresado… Pero este año es diferente. Es como si el campeonato empezara justo ahora. Así que me siento muy feliz de ir a Japón para la próxima carrera".

Fernando Alonso tiene ya 29 años. No es la joven promesa que revolucionó una Fórmula 1 monopolizada por Ferrari y Michael Schumacher. Ahora es él quien está en Ferrari, y es él el que más puntos ha ganado en las cinco últimas carreras disputadas. A pesar del duro trabajo, del esfuerzo constante de superación, de no haber tirado nunca la toalla en momentos muy duros, Alonso no se siente en absoluto cansado, y promete mucha, mucha guerra de aquí a final de temporada: "Un campeonato de nueve meses es raro en otros deportes. Éste es un deporte en el que no se puede estar completamente en forma, concentrado y motivado al cien por cien en cada carrera, cada mes. Se tienen altibajos. Pero justo ahora, en este momento del campeonato, estoy en mi punto álgido, cien por cien motivado, concentrado…".

Pero éste no es un deporte de solistas; es un deporte de equipo. Y es que detrás de las victorias de Fernando Alonso hay un gran grupo de profesionales que también lo dan todo por la victoria. Domenicali, jefe de la Scuderia, lo sabe y confía en todos ellos para seguir escalando posiciones en el mundial: "Como todos sabemos, la fiabilidad y el rendimiento del coche son cruciales. Pero todos sabemos también que, cuando todo está tan reñido, la diferencia está realmente en la mente. Es por eso que hay que estar ahí, en el momento adecuado sin arriesgar demasiado, porque si lo haces habrá problemas".

Alonso no sólo cuenta con un talento innato en su forma de pilotaje, pulido a lo largo de años y años; Alonso tiene una baza que guarda en ocasiones y muestra en los momentos clave: una mentalidad ganadora y una cabeza fría a prueba de bombas y del resto de sus rivales; algo imprescindible para un final de mundial tan apretado. Domenicali está de acuerdo: "Sí, eso espero. Por supuesto que Fernando tiene una mente fuerte, y realmente espero que sea la más fuerte frente al resto. Conozco sus características, pero también es cuestión de trabajo de equipo. Tenemos que trabajar con los tíos de la pista y en casa porque si no funcionamos perfectamente como equipo, será difícil ganar".

No siempre ganan los más rápidos. A veces, sí. Otras, se puede tirar el trabajo por la borda por decisiones incorrectas o errores absurdos. Lewis Hamilton y McLaren ya tienen fatales experiencias en la pista de Interlagos. Domenicali confía en todo su equipo, pero especialmente en el hombre por el que ha apostado y que ha demostrado no fallarle: "Una de las características principales de Fernando es que es muy frío, muy calmado. Y eso es lo que necesitamos de él. Es un punto importante en su liderazgo que tiene mucho peso en el equipo".
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL