Kubica admite que el final del mundial no será fácil para ellos

Las últimas carreras de la temporada 2010 no solo serán difíciles y decisivas para los cinco candidatos a llevarse el título mundial, sino que también lo serán para el resto de equipos y pilotos de la parrilla. Uno de los hombres que ya ha anunciado que las pruebas finales no les serán fáciles para él ni su escudería ha sido Robert Kubica.

El polaco cree que Renault lo tendrá difícil en las cuatro carreras restantes del mundial 2010, aunque muchas de las expectativas del equipo francés hayan sido superadas con los tres podios conseguidos por Kubica a lo largo de la temporada.

Así, el piloto de Cracovia no se ha mostrado muy optimista con las posibilidades de lograr buenos resultados en esta etapa final del mundial. "Por supuesto, intentaremos dar lo mejor, pero no creo que el fin de temporada sea necesariamente fácil para nosotros. No tendremos grandes evoluciones, así que dependerá mucho del desarrollo de los demás. Esto tendrá mucha influencia en donde acabaremos y en cómo será nuestro final de temporada", admitía Kubica.

Ya con el Gran Premio de Japón a la vuelta de la esquina, el polaco está impaciente por ver el reto que presenta Suzuka. "Es difícil, es el circuito más duro y es muy, muy rápido. Si cuentas el número de curvas de alta velocidad, cogidas en cuarta marcha, creo que es superior a todos los circuitos del calendario. El primer sector es increíble. las 'eses' son como una montaña rusa, volteando con las fuerzas G de lado a lado a través de las curvas, es difícil seguir en la línea correcta, sobre todo porque si cometes un error en una curva, lo arrastras durante las próximas tres curvas", añadía el piloto de Renault.

"Además, hay un par de curvas lentas, y una chicane con una frenada muy fuerte, lo que hace que ahí sea posible adelantar", recalcaba el polaco.

Aunque Kubica admita que el R30 no lo tendrá fácil para lograr resultados como en las anteriores carreras, en la Fórmula 1 no sólo cuenta el monoplaza sino también las manos que conducen el coche. En este caso, las manos de un gran piloto que ha sabido mantener el Renault en la estela de las tres escuderías 'fuertes' de este mundial 2010.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL