Cree sus alerones no son tan flexibles como antes

Quedan relativamente lejos los días de absoluta dominación de Red Bull. ¿Cuál es la causa? Martin Whitmarsh, responsable de McLaren, cree que la flexibilidad de los alerones tiene buena parte de culpa: "Podría ser una coincidencia, pero sería bastante extraño", asegura a 'Auto Bild Motorsport'.
Es el peor rendimiento de los coches de Adrian Newey justo después de pasar los nuevos exámenes de la FIA.
Una de las últimas carreras en la que los RBR dominaron fue Hungría. Pero después, en Bélgica, Italia y Singapur, la bebida energética con ruedas vio cómo sus rivales les quitaban el primer puesto. Lewis Hamilton ya apuntó que el endurecimiento de las pruebas de la FIA sobre sus alerones ha frenado el avance de Red Bull; éstos lo negaron rotundamente.
Ahora es Martin Whitmarsh quien echa más leña al fuego de las dudas: "He preguntado a la FIA si podíamos diseñar alerones que tocaran el suelo, y la respuesta fue un rotundo no. Así que si nosotros no podemos hacerlo, los demás tampoco, porque la lámina que es veinte o treinta milímetros más baja respecto a la pista equivale a un segundo por vuelta", reconoce el británico, confesando también su implicación directa en la investigación y freno a la flexibilidad de los alerones de RBR y Ferrari.
Martin no duda en que si Red Bull y Ferrari hubieran tenido otros alerones desde el principio de la temporada, sin la flexibilidad que cree que tuvieron, la situación del mundial sería bien distinta. Si ellos no hicieron lo mismo fue por un total respeto al reglamento: "Quizá no fuimos lo suficientemente listos o valientes. Pero si un sistema es ilegal, entonces nadie debería permitir su uso".

Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL