07/10 - 10/10/2010 Suzuka
Previo
El ocho mágico

La Fórmula 1 cambia de escenario. De las opulentas y superlujosas calles singapurenses a la tierra en las escapatorias de Suzuka. De la espectacularidad del ultramoderno circuito urbano nocturno al clasicismo japonés. Del futuro al pasado. O al presente puro y duro: es hora de jugarse el mundial. Y Suzuka no admite mediocres. El ocho mágico que forma este trazado será clave en la resolución de esta apasionante temporada.


Volvemos al pasado

Retorcerse por las eses, verdadera serpiente de velocidad casi interminable. Pisar el acelerador a tope subiendo por Dunlop sin ver el horizonte. Trazar la cerrada horquilla ni demasiado despacio ni demasiado deprisa. Completar el amplio radio de Spoon pisando la línea blanca que delimita la pista. Ver a los contrincantes desde lo alto del puente. Desafiar a 130R olvidando su letal peligrosidad. Y llegar a la meta después de la gran frenada de la chicane. Suzuka es otra historia. Es un tobogán rápido y peligroso, emocionante y traicionero. Un 8 sobre el mapa, como un Scalextric a tamaño natural. Un buen lugar donde decidir el mundial. Ya no es una de las dos últimas citas del calendario, puesto que tradicionalmente tenía en el pasado, pero sigue decidiendo mundiales. Este año, con cinco pilotos a sólo veinticinco puntos entre ellos, volverá a ser una pieza clave en la resolución de esta novela de acción, intriga y riesgo. Hay que jugársela, y Suzuka decidirá quién enloquecerá al apasionado público japonés.


Ferrari, a seguir con la racha

Fernando Alonso es hoy el piloto que mejor lo tiene para arrebatarle el liderato a Mark Webber. Recordará su victoria en 2006. En aquella época se enfrentaba a Ferrari, pero esta vez corre de su lado. El equipo lo está dando todo para recuperar un mundial que ha dado muchos disgustos a Maranello. Las últimas actualizaciones, en forma de nuevos alerones y difusores, han dado un magnífico resultado en las últimas carreras. El tercer título mundial está más cerca que nunca. Suzuka será una oportunidad de oro que el equipo italiano no quiere dejar escapar, y para eso tratan de convencer a Felipe Massa para que colabore en todo lo posible. Pero el 'cavallino' deberá controlar la presión: la expectación es mucha.


Webber: atentos al clima

Las características del trazado nipón parecen adaptarse mejor a los Red Bull, y Mark Webber espera sacarle el máximo partido: "Estoy impaciente por pilotar allí. Es una pista muy dura, muy exigente. Lo hicimos bien el año pasado y podemos repetir". El trazado tiene su propio peso, pero también las condiciones climáticas: "Hay que ser eficiente aerodinámicamente, obtener un buen equilibrio y elegir bien los neumáticos. Además, las condiciones meteorológicas juegan un papel importante". Su compañero de equipo, Sebastian Vettel, opina igual: "La carrera del año pasado nos fue muy bien y creo que debemos repetir un buen resultado". En cualquier caso, el alemán no se fía de los coches rojos: "Ferrari ha dado un paso adelante en las últimas carreras; serán muy fuertes. Tampoco nos olvidemos de McLaren".


McLaren sigue al acecho

Efectivamente, no nos podemos olvidar de McLaren. Tras dos carreras lamentables en las que sólo logró sendos abandonos por accidentes, Lewis Hamilton quiere seguir acelerando a tope, sin dejar que la presión y la depresión acaben con él: "No es el momento de frenar, sino de de luchar. Necesito un buen resultado para poder ganar el título", asegura el piloto inglés. Pero si comete otro error, no habrá más opciones. Está a nueve puntos de Fernando Alonso y a veinte de Webber. Otro cero sería desastroso, por lo que está en la difícil situación de tener que arriesgar sin poder cometer un solo error: "Según como está la clasificación no puedo esconder nada".

Peor todavía lo tiene su compañero, Jenson Button que, sin embargo, no ha tirado aún la toalla: "No se pueden cometer errores; cualquiera de nosotros cinco puede ganar. Es una desventaja estar detrás, pero si no cometo errores puedo hacerme con el título".

Los ingleses tienen una buena cantidad de mejoras preparadas en sus monoplazas para dar el último empujón de la temporada para completar las cuatro citas que restan. Japón será la primera prueba que demostrará si el trabajo de los ingenieros ha sido el acertado. Echar marcha atrás y rectificar ya es complicado.


Alonso: quien falle, pierde el mundial

La recta final de la temporada ha empezado. ¿Continuará la racha roja? Fernando Alonso está arrasando. Y se divierte. Y cuando Alonso se divierte… arrasa. Sufrir y divertirse van, a veces, de la mano. El español de Ferrari lo sabe; mucha gente espera grandes hazañas de él. Ser campeón del mundo es indescriptible; serlo con Ferrari es casi divino: "Ahora empieza lo bueno, el sufrimiento de verdad", relata en su blog de Ferrari. "Hay que darlo todo sin cometer el más mínimo error. El que falle este fin de semana se quedará sin opción".

En Ferrari ya no hablan de un 'circuito Ferrari', un 'circuito RBR', o un 'circuito McLaren'. El F10 ha demostrado ser capaz de ganar en casi cualquier tipo de trazados, desde el ultra rápido de Monza al urbano de Singapur. Es un todoterreno. Eso le da más confianza aún al equipo y al propio Fernando: "Tenemos un coche muy versátil, así que afrontamos las carreras sin miedo."

Sin miedo pero con cabeza. La clave es seguir acelerando sin perder de vista los retrovisores y los puntos de frenada. El podio sigue siendo un objetivo nada desdeñable para el español: "Sigo creyendo que hacer podio es muy importante, y luego hacer las cuentas en Abu Dabi". Sin calculadora en la mano; Fernando corre para sumar tantos puntos como pueda, sean las condiciones que sean, sean los rivales que sean y sean las circunstancias que sean. Al final, como siempre, la Fórmula 1 dictará su propio destino, y al asturiano no le pillará desprevenido: "Todo puede suceder".
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, SL