Dominio de Red Bull, debacle para Ferrari

Sebastian Vettel tomará la salida del Gran Premio de Japón desde la Pole Position, después de batir a su compañero Mark Webber en una atípica sesión de calificación que se ha disputado hoy domingo y no en sábado, como es habitual.

Tan sólo 68 milésimas de segundo han separado a los dos pilotos de Red Bull, pero siempre ha dado la impresión de que el joven Vettel lo tenía todo bajo control. El alemán saldrá desde la parte limpia del asfalto, pero Webber tendrá el interior en las primeras curvas, algo que podía ser determinante si toma la salida mejor que su compañero.

Lewis Hamilton ha firmado el tercer mejor crono del día, algo muy meritorio si tenemos en cuenta los pocos kilómetros que había recorrido en esta pista antes del momento clave de la calificación. Sin embargo, el británico no podrá disfrutar de ese lugar en la parrilla de salida, ya que la penalización impuesta al británico por sustituir la caja de cambios de su McLaren le retrasará hasta el octavo lugar.

El tercer puesto que libera Hamilton será ocupado por un Robert Kubica especialmente inspirado, que ha sido capaz de batir a Fernando Alonso en los últimos segundos de la Q3 y que, de hecho, puede condicionar la carrera del asturiano. El bicampeón no ha estado en condiciones de disputarse los primeros lugares de la parrilla con Red Bull y ha sufrido especialmente con los neumáticos blandos, a los que su montura no se ha adaptado correctamente.

En palabras de Alonso, su objetivo es mantenerse por delante de los McLaren e intentar batir a Webber, pero lo tiene realmente complicado: su Ferrari no sólo es más lento que los RB6, sino que los chicos de Woking son también claramente más veloces. Tanto es así, que Jenson Button ha estado a punto de superar al español, ¡y con neumáticos duros! Una estrategia más conservadora del británico puede convertirlo en una amenaza muy seria de cara a la carrera.

La buena noticia para Alonso, o al menos para su ego personal, es que su compañero Felipe Massa no ha pasado de la duodécima posición final, así que no ha disputado siquiera la última fase de la calificación. Duelos particulares aparte, son muy malas noticias para los chicos de Maranello, que tendrán que concentrarse el mitigar los daños en este Gran Premio y desear una adaptación mejor a los próximos escenarios del Mundial.

Por detrás, otro español afronta la carrera con menos presión que Alonso: Jaime Alguersuari saldrá decimosexto después de batir con cierta holgura a su compañero Sébastien Buemi. el duelo entre los pilotos de Toro Rosso empieza a decantarse claramente a favor del jovencísimo catalán, aunque con el escaso ritmo de su STR5 no lo tendrá nada fácil para recortarle la ventaja que le lleva en la clasificación general, porque los Renault, los Williams y los Sauber están simplemente en otra dimensión respecto a los de Faenza.

Redacción - Cristóbal Rosaleny - Infomotor Network, SL