Según los entendidos la magia blanca es al ciencia que se tiene como finalidad que se realicen cambios a través de medios que no se encuentran de acuerdo al libre albedrío, empleando una metodología incompatible con la instaurada por la ciencia; cuya finalidad es mantener el ámbito espiritual, para curar o para beneficiar.
A la magia blanca se le denomina también como “el de conciencia cósmica, conocimiento y conservación con el Santo Ángel de la Guarda, realización del yo”. La magia blanca es un movimiento que dejar ver su naturaleza insondable en relación las etapas de la vida y de la consciencia humana.

Para poder ejecutar este arte resulta imprescindible formular rituales, ceremonias mágicas, utilización de velas e inciensos, invocación de oraciones; utilizando las fuerzas espirituales para el beneplácito de los demás.
Desde hace muchos años, milenios, se emplea procedimientos ancestrales de magia y exorcismo para resolver conflictos de las personas a través de rituales y oraciones.
La magia blanca tiene alianza celestial como sus fines. Otra manera de interpretar la definición de magia blanca es el hecho de entrar en empalme con uno mismo y entrar en contacto con sus guías espirituales, sentido cósmico, místico, o ganando el juicio y el diálogo con su ángel santo del guarda.
La destreza de la mutación mágica de las principios, en el mundo y en el uno mismo procede de dos modos. En primer lugar cambia elementos los aspiraciones de uno las espera cambiar, de la manera que uno necesita.
La magia es la técnica de cambiar los inconvenientes que nos fatigan y nos dan congojas. Cada suceso premeditado es un acto mágico lo estamos buscando en este tiempo.