Lewis y Jenson tiran la toalla en el Mundial de 2010

Aunque el acertado tópico dice que hasta que no baja la bandera a cuadros, nada está decidido, tras el Gran Premio de Suzuka la escudería McLaren analiza las carreras que quedan y admiten que ahora mismo les resultaría realmente difícil seguir luchando por el Mundial de 2010, incluso ganando. La negatividad se ha instalado en el equipo.

En Japón se ha vuelto a ver al RB6 de Red Bull mostrando su gran velocidad y superioridad. El doblete del pasado fin de semana ha resultado un mazazo para las opciones de Jenson Button y Lewis Hamilton para la apretada lucha final. Concretamente, el piloto inglés ha comentado que, incluso si se ganan las próximas carreras, esto podría no ser suficiente.

Este comentario viene dado por la circunstancia de que "sólo hacer podios no va a servir ahora", comenta Lewis. "Se podrá ganar si los otros tienen problemas. Pero si Red Bull termina todas las carreras, entonces tienen la victoria fácil". Así de complicadas están las cosas para el británico, que tras acabar quinto en Japón, se ha distanciado hasta los 28 puntos del líder.

En peor situación se encuentra su compañero de equipo. Jenson Button, que se queda a 31 puntos de Webber. "Si el Gran Premio de Corea no presenta algunas buenas mejoras que nos lleven cerca de los Red Bull, es casi imposible", ha comentado Button, más negativo aún que su compañero. "Me gustaría pensar que no deberíamos estar pendientes de que en Red Bull tengan accidentes o problemas de fiabilidad y que tenemos un coche para luchar con ellos. Pero cuando tienen el ritmo que han demostrado en Suzuka, había aquí, podrán 'navegar' hacia la victoria".

Los McLaren apenas pudieron seguir los tiempos por vuelta del RB6, y Jenson pide mejoras en el McLaren para poder ganar velocidad, pero las predicciones sobre la ventaja que los coches de Red Bull tenían en el circuito nipón se cumplieron, y la rapidez del trazado volvió a asegurarles un nuevo doblete.
Redacción - Isaac Campos - Infomotor Network, S