El bicampeón pone toda la carne en el asador en la recta final del campeonato

Tras el Gran Premio de Japón, la Fórmula 1 ha decidido no volver a sus sedes en Europa y quedarse unos días en Asia, a la espera de volar la próxima semana hacia Corea del Sur, donde finalmente se disputará el Gran Premio el próximo 24 de octubre.

Fernando Alonso nos hace un balance positivo del Gran Premio de Japón, mientras descansa unos días en Tokio: "Estamos en una fase de la temporada en la que un fin de semana negativo puede costar carísimo y salir de una carrera que nos esperábamos difícil con un buen tercer puesto ha sido importante. Es verdad, esperábamos que quizás la situación hubiera sido distinta en Suzuka, pero no debemos olvidar que es una pista que parece estar diseñada a posta para resaltar las cualidades del Red Bull. Ya desde el viernes entendimos que sería duro y, aunque estábamos preparados, siempre queda un poco de disgusto por no haber podido luchar por la victoria. Ahora, sin embargo, tenemos que archivar este fin de semana y concentrarnos en la próxima carrera, donde sabemos que deberemos intentar alzar el nivel de nuestro rendimiento: otro quinto puesto en calificación seguro que no sería de ayuda".

Ferrari no quiere que se le escape el Mundial de pilotos de sus manos y, por ello, quieres recuperar puntos con el actual líder, Mark Webber. Para ellos, Fernando ya le da vueltas al nuevo trazado coreano: "Hemos trabajado algunos días en el simulador con el nuevo trazado: los primeros dos sectores son muy rápidos con unas buenas rectas mientras que el último recuerda a la parte final del trazado de Abu Dhabi. El carril de boxes es largo, lo cual debería facilitar los intentos de adelantamiento. Siempre tengo curiosidad de descubrir una nueva pista, tanto desde el punto de vista personal como profesional. Ya desde el miércoles de la próxima semana intentaré descubrir si las simulaciones ha sido suficientemente precisas y después tendremos uno pocos más kilómetros a disposición el viernes respecto a lo habitual, para encontrar el feeling correcto con la pista".

Pero nada se puede dar por hecho en la Fórmula 1. Cinco pilotos luchan por el título, pero siempre puede haber sorpresas. Para Fernando, el único que puede permitirse un fin de semana negativo sería Webber: "Para todos los demás significaría casi abandonar toda posibilidad, sobre todo para los que se encuentran más atrás. El Gran Premio de Corea puede por tanto comenzar a resultar decisivo para alguno y para mí será importante también poder contar con mi compañero de equipo, Felipe. Sé que tendrá muchas ganas de rehacerse tras dos resultados negativos y tiene todas las capacidades para volver a subir al podio. Además, será muy útil trabajar juntos para descubrir todos los secretos de la nueva pista de forma que preparemos nuestro monoplaza de la mejor forma posible: en un momento como éste se requiere de cada detalle para ser capaces de alcanzar nuestros objetivos".
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL