A pesar de tener 80 años, el magnate no quiere frenar

En diez días, el magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, cumplirá 80 años. A pesar de que a su edad lo más común es estar retirado profesionalmente, el británico no piensa del mismo modo, y ya ha asegurado que su retirada se deberá a una sola causa: su muerte.

Así lo comunicó a medios de comunicación alemanes, cuando en una entrevista llegó 25 minutos tardes y se excusó diciendo que 'tenía problemas por resolver'.: "Si parara ahora, no podría resolver ningún problema", afirmó el británico."Si no estuviera resolviendo problemas, sería el principio del fin. Así que trabajo, y me gusta trabajar", añadía Ecclestone.

Pero nadie, ni aunque se trate del máximo dirigente de la Fórmula 1, vive para siempre. Así, cuando se le pregunta cómo ve a los equipo para buscarle un sucesor, Ecclestone contesta sin tapujos, "No tengo ni idea. ¡Probablemente deberán buscar en algún concesionario de coches usados!".

La autoridad más importante de la Fórmula 1 siempre ha estado vinculado al mundo del motor, incluso en su juventud. Fue piloto de la Fórmula 3, competición que acabó abandonando después de sufrir un accidente en Brands Hatch. A partir de ahí, su interés por el automovilismo pasó a ser económico y empresarial.

Bernie estuvo años como manager de diferentes pilotos, entre ellos Stuart Lewis-Evans y Jochen Rindt. Ya en 1972 compró el equipo Brabham, y así inició su control de la F1, formando la Asocación de Constructores de Fórmula 1. Desde ese momento, Ecclestone empezó a pujar alto por los derechos televisvos y se hizo cargo del dinero de los Grandes Premios. Y el resto, como nuestros lectores ya sabrán, es historia.

Casi con 80 años y un bypass de corazón a sus espaldas, el ritmo frenético de Ecclestone en la Fórmula 1 parece no tener fin.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL