"Los pilotos han practicado con modernos simuladores", afirmaba Bruno

Este fin de semana, la Fórmula 1 aterriza en un circuito nuevo, casi hermético. Tanto pilotos como equipos tienen poca información sobre el trazado de Yeongam, y a fecha de hoy, nadie sabe, exactamente, qué es lo que pasará. Sin embargo, hay un piloto y un equipo que pueden partir con algo de ventaja: Red Bull y Karun Chandhok.

El piloto indio, aunque no correrá en Corea, fue el encargado de asegurar que el trazado no sufría desniveles y era seguro tanto para pilotos como para aficionados. ¿Y con qué coche pilotó Chandhok? Sí, con un Red Bull.

Dejando de lado estos datos, el paddock de la Fórmula 1 no tiene muchos conocimientos precisos sobre Yeongam, de ahí que pilotos y mecánicos se las ingenien todas para conocer el trazado a la 'perfección'. Uno de los hombres más avispados ha sido Bruno Senna, quien ha dejado de lado el simulador y se ha pasado a los videojuegos, concretamente al F1 2010, que cuenta con un excelente retrato del circuito de Corea.

"El hecho de que la pista sea nueva para todos no cambiará nada. No solo porque el nivel de los pilotos de F1 es muy alto, sino porque hay una gran disparidad entre equipos en términos de recursos. Los pilotos de las grandes escuderías han preparado la carrera con modernos simuladores, mientras que yo he estado en casa practicando con un videojuego", afirmaba Bruno Senna.

Después de las declaraciones de Senna, su 'antiguo' compañero de equipo, Karun Chandhok, comentó que el brasileño fue el único piloto que le preguntó sobre los detalles de Yeongam después de sus vueltas en el mismo trazado.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL