El expresidente de la FIA quiere reducir el poder de Jean Todt

Según ha informado el medio de comunicación italiano '422race.com', Max Mosley, uno de los personajes más controvertidos que ha habido en la historia de la Fórmula 1, quiere volver a la máxima competición del automovilismo. Tal y como apunta el medio italiano, el británico está planteando 'reducir el poder' de su sucesor, Jean Todt, al proponer cambios en el reglamento actual.

Y parece ser que el expresidente de la FIA no actuaría solo, ya que cuenta con seguidores que podrían ofrecerle respaldo.

Las informaciones apuntan a que el 'golpe de Estado' podría tener lugar el próximo 5 de noviembre, fecha de la próxima asamblea general y donde, además de Mosley, se prevee que Ecclestone también muestre su descontento por la actitud de Todt. "Siempre puedes esperar algo de un hombre como ese", enunciaban en el medio de comunicación italiano.

En una entrevista al diario británico 'The Guardian', el actual dirigente de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone se mostraba entusiasmado con el intelecto y la destreza política que aún mantiene Max Mosley.

"Habría sido un buen Primer Ministro. Max lo hubiera hecho ideal. Él sabría como manejar las cosas. Max tenía mucho a su favor, quizá la gente pensó que era demasiado inteligente", afirmaba rotundamente Ecclestone.

Si Max Mosley ya se sentía motivado para volver al candelero de la Fórmula 1, seguro que los elogios de su amigo Bernie lo habrán acabado de convencer de su total potencial. Por el bien de la Fórmula 1, esperemos que la asamblea general del 5 de noviembre se desarrolle con total normalidad.

Redacción - Cristia Díaz - Infomotor Network, SL