Desde el 30 de octubre, a las 22:15h, Canal+ estrena la cuarta y última temporada de Los Tudor, una serie protagonizada por Jonathan Rhys Meyers que abarca los periodos más turbulentos del reinado de Enrique VIII desde una perspectiva totalmente renovada, llena de erotismo, poder e intriga.

La cuarta temporada de Los Tudor narra los últimos años de una de las figuras más importantes de la historia de Inglaterra. La recta final de un monarca que lleva en el poder muchos años lo que debería hacer que se sintiera cómodo en su posición. Sin embargo, la vida de Enrique es en esta última entrega más turbulenta, polémica y dramática si cabe que cuando era un joven rey. Enrique VIII se muestra cada vez más caprichoso, infiel y sanguinario. Tampoco ayuda su paulatino aumento de peso y su debilitamiento físico debido a una desagradable úlcera en la pierna.

En esta última entrega, tras su breve matrimonio con Ana de Cleves anulado, el rey Enrique se sumerge en una nueva relación, esta vez con la adolescente Catalina Howard, dama de compañía de su última esposa. Sin embargo, este romance debe enfrentarse a la oposición de la Princesa Maria, hija del rey, y al propio pasado amoroso de la joven Catalina. Además fuera de lo personal, Enrique VIII afronta una sangrienta reforma religiosa, una difícil relación con Escocia y la intriga dentro de la corte.

La infidelidad de la quinta esposa de Enrique marcará su desdichado destino que será el mismo que el de su prima Ana Bolena.

Tras este nuevo fracaso, el rey vuelve a casarse. Esta vez con Catalina Parr, la última de sus seis esposas. Además, Inglaterra entra en una poco aconsejable guerra con Francia que merma la frágil salud de Enrique y de su ejército.

Enrique VIII ascendió al trono tras la muerte de su padre, y rápidamente sentó las bases de uno de los reinados más espectaculares de la historia inglesa. Ahora, con sus casi cincuenta años, un cuerpo debilitado por las enfermedades de la época y constantes ataques paranoicos, el rey está más obsesionado que nunca en buscar un heredero. El reinado escandaloso de Enrique VIII llega a su fin y el rey no descansará hasta asegurar su lugar en la historia.

Michael Hirst (Elizabeth, Elizabeth: La edad de oro) firma las cuatro entregas de esta controvertida serie histórica que ha sido la serie más vista del verano y que está producida por Showtime (Californication, Dexter).

Los personajes

Enrique VIII (Jonathan Rhys Meyers)

Embriagado por el deseo de mantener su propia dinastía, Enrique VIII se casa hasta seis veces y vacía las arcas nacionales de Inglaterra, causando daño a la nobleza inglesa. Nacido en un periodo de arduos cambios, el rey ha pasado de ser un príncipe renacentista, a ser un tirano enfermo.

Nacido en Dublín, Jonathan Rhys Meyers se estrenó en el cine con la película Un hombre sin importancia (1994). Más adelante, interpretó al joven asesino de Michael Collins en el biopic dirigido por Neil Jordan, Michael Collins (1996). Su filmografía incluye películas como Cabalga con el diablo (1999); Titus (1999); Prozac Nation (2001); Fuera de control (2003); Match Point (2005) y Desde París con amor (2010).

Catalina Howard (Tamzin Merchant)


Catalina Howard se convierte en la quinta esposa del rey Enrique VIII con tan sólo 15 años. A diferencia de Ana de Cleves, Catalina no proviene de la realeza. Además, su edad y su turbio pasado hacen que no sea muy respetada en la corte.

Tamzin Merchant nació en Reino Unido. Conocida por interpretar a 'Georgina Darcy' en la adaptación de Joe Wright, Orgullo y Prejuicio (2005). Entre sus proyectos cinematográficos destacan Radio Cape Cod (2008) y Barbarian Princess (2009).

Ana de Cleves (Joss Stone)

Tras la muerte de Jane Seymour, Thomas Cromwell aconsejó al rey que se casase con la hija del duque de Cleves. Desde el principio no hubo amor a primera vista entre Enrique y su cuarta esposa ya que el rey la encontró poco atractiva y, alegando que no había podido consumar su matrimonio, pidió la anulación. A cambio, Ana recibe unas tierras, un ingreso anual y una posición dentro de la Corte.

Joss Stone es una recién llegada al mundo de la interpretación, siendo Los Tudor su primer papel principal, aunque su primera aparición cinematográfica fue en Eragon (2006). Pero no es la primera vez que el éxito llama a su puerta. Stone ha vendido más de 7.5 millones de álbumes por todo el mundo; estando nominada a cuatro premios Grammy.

Princesa María (Sarah Bolger)

María es la única hija superviviente del matrimonio del rey Enrique con la reina Catalina de Aragón. La princesa se ha criado en la corte, entre las fiestas y eventos sociales de su padre. Católica y elegante, la futura “Bloody Mary”, llegará a ser Reina de Inglaterra.

Nacida en Dublín, Sarah Bolger debutó en el cine con la película irlandesa A Love Divided (1999). Más adelante participó en Stormbreaker (2006) junto a Alex Pettyfer, y en la adaptación de la novela infantil, Las crónicas de Spiderwick (2008).

Charles Brandon (Henry Cavill)

Primer duque de Suffolk y gran amigo de Enrique VIII, Brandon fue partidario del divorcio entre el rey Enrique y Catalina de Aragón aunque tampoco tenía gran devoción por Ana Bolena.

Henry Cavill es un actor de origen británico, conocido por participar en numerosas obras cinematográficas, como Si la cosa funciona (2009), del director de cine Woody Allen.
Entre sus apariciones en la gran pantalla destacan La venganza del conde de Montecristo (2002), El castillo soñado (2003), Red Riding Hood (2004), Hellraiser: Hellworld (2005) y Tristán + Isolda (2006).

Edward Seymour (Max Brown)

El hermano de la tercera esposa del rey, Jane Seymour, tiene como principal objetivo ganarse el respeto y favor de Enrique VIII.

Max Brown nació en Inglaterra. Saltó a la fama gracias a la película Turistas (2006). Su filmografía incluye títulos como Red Tails (2009), Act of God (2009) y Daylight Robbery (2008).

Catalina Parr (Joely Richardson)


El sexto y último matrimonio de Enrique VII fue el más largo, de cinco años de duración. Catalina tiene casi la misma edad que Enrique y ha enviudado dos veces antes de casarse con él. Además, demuestra ser sumamente capaz de gobernar en ausencia del rey Enrique. De naturaleza amable y tranquila, Catalina cuida del rey en sus últimos años de vida, cuando su pierna ulcerada es una fuente de constante dolor. A pesar de sus cualidades, la corte no muestra gran devoción por ella.

Joely Richardson, nacida en Londres, es conocida por su papel de Julia McNamara en la serie Nip/Tuck. Entre las películas en las que ha participado destacan El Patriota (2000), Horizonte final (1997) 101 Dálmatas (1996) y El misterio del collar (2001).