El italiano ve un milagro estar luchando por el Mundial

Recientemente, el jefe de la escudería Red Bull, Christian Horner, comentó que sería muy frustrante para la Fórmula 1 que Ferrari ganara el mundial de constructores. ¿Frustrante por qué? Según Horner, una escudería que dio órdenes de equipo a Felipe Massa para que se dejara adelantar por Fernando Alonso y así ganar la carrera, no merece proclamarse campeona de la temporada 2010.

"Sería muy frustrante porque obviamente hemos trabajado bajo los auspicios de que las órdenes de equipo están prohibidas y son ilegales", afirmaba el británico de Red Bull a la BBC.

Después de oir estas declaraciones, el Team Principal de Ferrari, Stefano Domenicali, replicaba con ironía. "Cuando se tiene en cuenta el coche que Red Bull ha tenido este año, veo que es un milagro que todavía estemos luchando por el mundial. Si tuviéramos esa ventaja, el mundial ya se habría decidido".

Cambiando de escudería, pero sin dejar de lado la lucha por el mundial 2010, el jefe de McLaren, Martin Whitmarsh, ha sugerido que Jenson Button deberá ayudar a su compañero de equipo, Lewis Hamilton. Sin embargo, parece que el vigente campeón no está muy de acuerdo con su hipotético nuevo rol, ya que tal y como comentó, a 42 puntos de la cabeza todavía tiene posibilidades.

"Creo que lo correcto es que si él mantiene su coche por delante de nuestros rivales, entonces tendrá todo el derecho a luchar, pero ya veremos que es lo ocurre a lo largo del fin de semana", afirmaba Whitmarsh.

Al mismo tiempo, el jefe de McLaren no descarta la posibilidad de realizar una estrategia de equipo tanto para la carrera de Brasil como para la de Abu Dhabi. "Hay una buena relación entre los dos pilotos. Estoy seguro que ellos van a cooperar con el otro. Seguro que Button hará todo lo posible para cumplir con las ambiciones del equipo", añadía Whitmarsh.

Brasil y Abu Dhabi serán los escenarios de las últimas luchas para hacerse con el mundial 2010. Sin embargo, también serán sitios clave para el desarrollo de estrategias de equipo, evoluciones, discusiones y presiones para los cinco candidatos al título. Ahora más que nunca, la Fórmula 1 está que arde.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL