Hispania debe llegar a un acuerdo con Toyota para atraer a Pedro

A principios de la temporada, Pedro Martínez de la Rosa no podía esperar lo que el mundial 2010 le tenía preparado. Después de años como probador en McLaren, por fín de la Rosa se convertía en piloto oficial de una escudería, en este caso de Sauber.

Sin embargo, después del Gran Premio de Italia el piloto catalán fue reemplazado por Nick Heidfeld y Pedro se quedaba, nuevamente, sin volante. Pero por poco tiempo. Al cabo de las semanas, la marca Pirelli anunciaba el fichaje del piloto español como probador oficial.

Ahora, y con la faena de probador casi finalizada, de la Rosa ha afirmado su interés en la escudería Hispania y en sus proyectos para la temporada 2011, especialmente después de que se hiciera público el acuerdo con Williams.

"Estaría encantado, pero antes de decir qualquier otra cosa, su proyecto deportivo debe de ser claro. A partir de ahí, podemos empezar a hablar pero sin prisas", afirmaba Pedro Martínez de la Rosa.

El piloto de 39 años también ha asegurado que mantiene conversaciones cada semana con los directivos de HRT pero sabe que el proyecto para la próxima temporada todavía no está claro del todo. "Después de llegar a un acuerdo con Cosworth y Williams, si el acuerdo con Toyota también se materializa entonces demostrarán que quieren hacer las cosas bien y de una forma seria", añadía de la Rosa.

Tal y como comentó el catalán en la rueda de prensa de Pirelli en el Circuit de Catalunya, un piloto tiene que crearse varios planes por si alguno falla. Así, su 'plan B' pasa por ser piloto probador, pero siempre vinculado a la Fórmula 1. Aficionados y el propio deporte agradecerán que Pedro no deba utilizar su plan B.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL