Según informa Cotizalia, Mediapro ya busca alternativas al concurso de acreedores para disponer de una buena posición de cara a negociar las renovaciones de contratos con los equipos de fútbol españoles. El plan pasa por conseguir una prórroga de tres años con los bancos.
Según estas información de Cotizalia, el objetivo principal de esta maniobra sería evitar que los derechos vuelvan a caer en manos de PRISA. Inicialmente, Jaume Roures y Mediapro presentaron concurso de acreedores por su filial, Mediaproducciones SL, que gestiona los derechos del fútbol español, el objetivo en ese momento era obligar a PRISA a hacer frente al pago de 90 millones de euros que correspondían al acuerdo de cesión de los derechos para Digital+ y que vencía en Junio de este año. Finalmente PRISA pagó, pero Mediapro ha mantenido el concurso de acreedores con el fin de evitar el pago de los 104 millones de euros que fue condenada a pagar a PRISA-TV (anterior Sogecable) dentro de la guerra del fútbol.
En Mediapro esperan que Audiencia Provincial de Madrid resuelva el recurso contra la citada sentencia de un juzgado de la capital. En estos momentos, la productora catalana no podría hacer frente a esos 104 millones de euros que PRISA-TV le solicita.
El objetivo según las fuentes consultadas por Cotizalia sería ganar tiempo : “Se trata de ganar tiempo para poder reunir ese dinero renegociando los derechos del fútbol con los clubes y, sobre todo, con la aportación de Gol TV, que va muy bien y seguramente entrará en beneficios antes del fin de ese plazo”. Parece por tanto que la fórmula de comercialización de Gol Televisión podría estar funcionando mejor de lo previsto.