Ni Mourinho ni Karanka darán rueda de prensa. Valdano sí criticó ayer con dureza la decisión de Antiviolencia

El Real Madrid ha decidido suspender la rueda de prensa habitual del técnico del primer equipo en la previa del partido de mañana ante el Athletic de Bilbao. Ni Jose Mourinho, que cumple su segundo partido de sanción, ni su segundo Aitor Karanka se someterán esta tarde en Valdebebas a las preguntas de los periodistas sobre la decisión del Comité Antiviolencia de instar a la RFEF a que "adopte medidas disciplinarias" tanto para el portugués como para Manuel Preciado.

El club blanco ha preferido, como ya lo hizo la semana pasada en la previa del partido ante el Sporting de Gijón, suspender la rueda de prensa y tan sólo hacer pública la lista de conovocados del partido en el Santiago Bernbéu tras un entrenamiento en el que sólo el primer cuarto de hora será visible a los medios de comunicación.

La entidad, sin embargo, no ha confirmado si algunos de los dos hablará el sábado tras un partido que será muy especial para Aitor Karanka, ya que en él se medirán los dos equipos en los que ha desarrollado prácticamente toda su carrera deportiva.

Valdano sí habla

Sin embargo, anoche sí se pronunció el director general del Real Madrid, Jorge Valdano, que dio su versión de los hechos. El argentino volvió a defender a Mourinho asegurando que "llamar canalla a alguien es ir fuera de los límites y de lo permitido. No ya del buen gusto, sino de las más elementales normas de educación. Nos sorprendió muchísimo que la Comisión Antiviolencia pusiese en el mismo plano a los dos entrenadores. Entendemos que lo que dijo Mourinho lo dijo con razón y la respuesta (de Preciado) fue claramente desproporcionada".

Además, el director general merengue insistió en que "las descalficaciones fueron muy, muy claras. Las declaraciones fueron muy, muy duras y la comisión pone a los dos entrenadores en situaciones distintas. No pueden ser equiparables las declaraciones de Mourinho y Preciado", insistió.

"El Madrid representa muchas cosas. Ganar al Real Madrid sigue siendo el gran desafío de cualquier club español. A veces esto alcanza grados de agresividad que son tolerables y otras veces intolerables y queríamos marcar nuestra posición ante Antiviolencia", comentó Valdano. "Da la sensación de quien gana la batalla pública gana todas las batallas. Parecemos la parte ofensora y no la parte ofendida", agregó.

Tensión verbal y petición de sanción
Hay que recordar que José Mourinho insinuó tanto después del encuentro entre el Barcelona y el Sporting como en la previa del partido del Real Madrid en el Molinón que el equipo rojiblanco se había dejado perder ante los culés por alinear a muchos de sus jugadores no habituales. Preciado, muy molesto, comentó en rueda de prensa que Mourinho era un canalla y un mal compañero.

Al término del encuentro, se supo que se dio un intercambio de gestos y palabras entre el entrenador del Sporting y el cuerpo técnico del Real Madrid en el aparcamiento de El Molinón.

Todos estos sucesos provocaron que este jueves el Comité Antiviolencia tomara cartas en el asunto e interviniera de oficio pidiendo a la Federación Española de fútbol que imponga una sanción tanto para Mourinho como para Preciado.