"Antiviolencia sabrá, pensé que este tema estaba olvidado, pero si quieren seguir, que sigan, tendrán argumentos, para eso les pagan", afirma el entrenador del Sporting

El entrenador del Sporting de Gijón, Manuel Preciado, reiteró que para él la polémica con el técnico del Real Madrid, José Mourinho , estaba "zanjada" desde el momento en el que se "autodisculpó" tras el partido que enfrentó a ambos equipos el pasado domingo por si había hecho "algo fuera de lugar".

"Por mi parte la situación acabó cuando terminó el partido el otro día. Mi rueda de prensa fue clara y concisa, en la que felicito al Real Madrid por el resultado y me autodisculpo si he hecho alguna cosa fuera de lugar y en eso seguimos", expresó.

Más tranquilo y calmado que en su comparecencia de hace siete días, Preciado, "muy limpio y muy tranquilo", recalcó que para él todo lo sucedido "ya ha pasado", aunque el tema haya vuelto a cobrar relevancia por la petición del Comité contra la Violencia de instar a la Federación a que "tome medidas" por lo ocurrido.

"Podría escribir un libro de todas estas cosas que están pasando"

"Por lo visto hay otra historia con Antiviolencia que tendrán que decidir si sancionan o no. Por mi parte, no tengo que hacer ningún apunte nuevo al tema. Antiviolencia sabrá lo que hace, yo pensé que este tema estaba ya olvidado, pero si quieren seguir con ello, que sigan. Ellos tendrán sus argumentos, para eso les pagan", valoró.

"Perdonarme, pero no quiero entrar más allá. Podría escribir un libro de todas estas cosas que están pasando, como dice un amigo mío, ladran, luego cabalgamos. Por nuestra parte hemos sido muy prudentes y muy sensatos salvo, repito, por mis manifestaciones contestando aquel día y creo que ya está bien de este tema. Por mi parte no sólo está zanjado sino que exijo a mi vestuario que quede zanjado porque a ellos también les ha influido", valoró.

Sobre el perdón que le pide Valdano: "Paso palabra"
Cansado de darle "2.500 vueltas al asunto", agradeció a los que se han puesto de su lado, pero dejó claro que no es algo que le preocupase. "Para dar un carpetazo, punto final y cierre: Cuando digo algo, no lo hago pensando en el qué dirán, sino lo que me sale del alma, a veces me equivoco, pero a veces acierto", destaca.

"Lo que opinen los demás... que me muestren cariño, genial. Mejor eso a que me apedreen, pero no es definitivo para que yo diga una cosa u otra", añadió, asegurando que se siente "muy querido" no apedreado.

Finalmente, y al ser cuestionado sobre el perdón que el director general del Real Madrid, Jorge Valdano, le había solicitado, Preciado dijo "paso palabra", y acto seguido dio por terminada la conferencia de prensa.