Ha borrado hasta el último rastro de pesimismo tras Abu Dhabi

Cuando se proclamó Fernando Alonso campeón en 2005 dijo que él iba a estar cinco años más en la F1 y se iba a retirar. Pero ahora ni se lo plantea porque como él dice está en un "súper equipo" que le va a ayudar a igualar el número de títulos de su ídolo: Ayrton Senna.

Y es que aunque en Abu Dhabi dijo que si no ganaba un Mundial no pasaba nada porque ya había ganado dos, semanas después ya no piensa igual. "No paraban de hacerme preguntas pesimistas y por eso dije eso. Pero lo que quise decir es que voy a tener opciones de luchar por más mundiales. Tengo 29 años y estoy en Ferrari, por lo que no pinta mal la cosa para poder luchar por más títulos. Uno de mis ídolos y de mucha gente es Ayrton Senna, hace pocos días vi la película que han sacado y ves cómo un mito del automovilismo ha impactado en este deporte. Él logró tres títulos y yo tengo 29 años y estoy a uno de igualar a mi máximo referente. Tengo tanta suerte de hacer lo que hago y estar donde estoy que intenté sacar algo positivo después de la carrera de Abu Dhabi", aseguró Fernando Alonso en una entrevista en la cadena COPE.

La forma de ser del piloto asturiano no permite nunca ser conformista, por eso ya piensa en trabajar duro para tener el mejor coche de la parrilla de 2011 y poder cumplir el único sueño que ahora mismo le obsesiona. "Conseguir tres títulos como Senna y uno para Ferrari es el mayor sueño en el que ahora pienso".

Cumplir esta meta en Ferrari para él es muy importante porque aunque fue decepcionante perder el Mundial en Abu Dhabi, Alonso sigue estando a muerte con cada uno de los ingenieros y mecánicos de la Scuderia. "En Ferrari he encontrado mucho cariño y una filosofía de afrontar las carreras muy similar a la mía. Aquí siempre se tiene la obligación de ser los mejores porque su historia lo dice, es una leyenda. Es un súper equipo y gracias a eso pudimos intentar ganar un Mundial contra un súper Red Bull. Nuestro objetivo es tener el mejor coche porque el mejor equipo ya lo tenemos", indica el piloto español.

Su confianza en ellos es tanta que incluso está en contra de la campaña que se está haciendo desde Italia pidiendo que rueden cabezas en la Scuderia. "Hay que mantener la calma. Se han hablado muchas cosas después de Abu Dhabi pero no hay que dramatizar ni rodar cabezas como se ha dicho. La gran remontada que se hizo en la última parte del campeonato fue gracias a esa gente. Hay que analizar y ver en qué se puede mejorar en 2011 pero de una forma muy calmada".

También quiso matizar las palabras de Aldo Costa que dijo que el túnel del viento de Ferrari estaba desfasado y por eso no pudieron evolucionar más el F10. "Aldo quiso decir que para competir por el título hay que tener el mejor túnel del viento y las mejores piezas que haya en ese momento".

Fernando Alonso anoche viajó a Abu Dhabi junto al resto de su equipo y hasta el 15 de diciembre no se irá de vacaciones, ya que quieren marcharse con alguna información del nuevo coche de 2011. Una temporada en la que el asturiano tiene depositada mucha confianza. "Estoy convencido que el binomio con Ferrari va a funcionar. Es el mejor sitio donde puedes estar confiado que van a hacer un buen coche, ya que aquí son muy buenos en eso de hacer coches. Mi primera temporada aquí ha sido muy buena, estoy muy contento. La mejor época en la F1 se vivió con la relación Schumacher-Ferrari y hasta el quinto año no ganaron un título. En mi primera temporada hemos llegado a la última carrera con opciones reales de ganar el Mundial", concluye el actual subcampeón del mundo.
Redacción - Verónica Nogales - Infomotor Network, SL