Hans-Joachim Stuck duda de la gravedad de la lesión

Christian Horner habrá criticado la irresponsabilidad de Mark Webber al correr los últimos Grandes Premios lesionado y sin haberlo comunicado al equipo, pero los expertos de la Fórmula 1 defienden la postura y el talento del australiano. Hans-Joachim Stuck y Christian Danner se quitan el sombrero ante el 'aussie', pero dudan de la gravedad de su lesión.

Ayer les informábamos de que la publicación del libro de Mark Webber, 'Up front: a season to remember', no había gustado nada al jefe de Red Bull Racing, Christian Horner. Horner estaba especialmente molesto con Mark, por el hecho que en el libro reveló que se rompió el hombro a cuatro carreras del final y decidió no avisar a su equipo.

"Siento decepción y frustración por haber oído la lesión ayer, y por primera vez. Ni tan siquiera sabía nada del libro, y menos aún del hombro", afirmaba el británico.

No obstante, los expertos no opinan como el líder de la escudería de Milton Keynes. Desde que Horner pronunciase estas palabras, los rumores que apuntarían a que Webber dejaría su equipo actual antes del inicio de la próxima temporada al sentirse en desacuerdo con Red Bull han vuelto a cobrar fuerzas.

Hans-Joachim Stuck, ex-piloto de Fórmula 1, duda de la gravedad de su lesión. Si bien es cierto que el ritmo del australiano decayó progresivamente desde Japón (donde por cierto, recogió el trofeo con el brazo izquierdo, cuando solía hacerlo con ambos brazos), la situación a partir de Corea fue "absolutamente caótica".

De todos modos, Mark pudo mantener un ritmo competitivo, por lo que "su lesión no podría ser muy grave", según dijo Stuck a la agencia SID. El alemán no ha podido evitar mostrar su admiración por el piloto de Red Bull. "Tener este problema y ser tan rápido... Me quito el sombrero ante él".

Stuck cree que Webber no le comunicó su lesión al equipo para evitar "debilitar su situación" en la escudería. "Sin duda lo intentó todo por ser campeón", dice Stuck.

Christian Danner, antiguo piloto de March Racing, también apoya al 'aussie', después de que se supiese que el doctor de la Fórmula 1 Gary Hartsein fuera el encargado de tratar la lesión del piloto de Red Bull. "Si la FIA lo sabía entonces no hizo nada malo", dice Danner. "No puede haber sido tan dramática (la lesión), sino no habría tenido este rendimiento".
Redacción - Martí Muñoz - Infomotor Network, SL