Dispuesta a desechar la combinación de negro y oro

Hace unas semanas, cuando la disputa por el nombre Lotus se desarrollaba en medio de rumores que apuntaban a que Group Lotus se encontraba con la vista puesta en una incursión por separado en la F1, el conjunto de Tony Fernandes anunció que abandonaría su decoración verde y amarilla con la que ha participado en el Mundial 2010.

El representativo verde y amarillo de Lotus ha sido utilizado por Group Lotus en otras competiciones este año, entre ellas las Indycar Series, por lo que el Team Lotus anunció que había decidido tomar un camino distinto para 2011.

"Sé que el regreso a la pista de la legendaria decoración negra y oro será recibida con un respaldo universal ya que toca la fibra sensible de los aficionados de todo el mundo", apuntó Riad Asmat, el jefe ejecutivo del equipo dirigido por Tony Fernandes.

Esa librea de colores negro y oro se hizo famosa por el patrocinio de John Player Special que aparecía en los coches pilotados, entre otros, por Ayrton Senna en los años 80.

Pero al ser desvelados este miércoles los planes del Grupo Lotus de regresar a la F1 como Lotus Renault GP, el equipo de Enstone -que publicó fotos de un R30 con la nueva decoración- anticipó que sus coches serán también de color negro y oro el próximo año.

Al estallar la noticia, los aficionados del Team Lotus de Fernandes instaron al equipo malayo a simplemente mantener la decoración verde y amarilla.

El secretario de Mike Gascoyne realizó formalmente una encuesta, según la cual el 77 por ciento apoyaba seguir con los actuales colores, mientras que sólo el 13 por ciento querían que el próximo coche sea negro.

"Parece bastante concluyente", indicó el jefe técnico de la escudería.

Fernandes acusó al jefe ejecutivo de Group Lotus, Dany Bahar, de "secuestrar" los planes de decoración de la carrocería del Team Lotus, pero el propietario de Renault, Gerard López, aseguró que de hecho es más bien lo contrario. "Siempre tuvimos la idea y entonces se filtró a la prensa", desveló al 'Telegraph'.

"Tres días después ellos (Team Lotus) estaban anunciando que pintarían sus coches de negro y oro. Al final creo que no habrá ninguna confusión sobre qué coche será cada cual en términos de posición en la pista", agregó López.

Bahar explicó que duda de que los cuatro coches Lotus sean negros en 2011, pero insistió en que si eso sucede, él estaría "a gusto porque eso incrementaría la visibilidad" de la marca.

"Para mí, cuatro es mejor que dos" declaró a la 'BBC Radio Norfolk'. "No tengo nada contra eso".

Asimismo, añadió que Proton, el fabricante malayo que posee Group Lotus, manejará la parte legal del conflicto.

Bahar explicó que Group Lotus decidió entrar en la F1 con un equipo establecido antes que relacionarse con el nuevo proyecto de Fernandes porque el primero es "mucho, mucho más asequible".

"Creemos que existe el potencial para volver donde ellos (Renault F1) estaban cuando ganaron los títulos de campeones del mundo", finalizó Bahar.
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL