Las diferencias con Toyota podrían provocar el fin del equipo de Carabante En 2010, llegaba a la parrilla de Fórmula 1 la primera escudería española, Hispania Racing Team. Después de ver, en diferentes ocasiones, su comprometida situación financiera, siempre han salido del paso y contra pronóstico de algunos, han acabado la temporada 2010. Sin embargo, parece que nuevamente vuelve a saltar la alarma roja. El diario deportivo 'As' informaba que la situación de HRT a día de hoy no ha mejorado. Después de acordar el suministro de la caja de cambios con Williams y de las inversiones del ex jefe de Telefónica, Juan Villalonga, parecía que la estabilidad llegaba a la escudería española. Pero parece ser que no es así, e Hispania vuelve a estar en una situación delicada para 2011. Las diferencias de opinión con su nuevo socio constructor, Toyota Motorsport, han dejado a HRT sin coche, sin base, sin pilotos y sin patrocinadores excepto el de los motores Cosworth. Así, si las divergencias no llegan a un acuerdo, el director de la escudería, José Ramón Carabante, solo tendrá dos soluciones: usar el coche Dallara 2010 con el riesgo de no pasar el 107% para la calificación, o poner la escudería en venta. El rotativo español ha informado que con la reciente llegada de Villalonga se había desencadenado una serie de conversaciones con potenciales inversores de los Estados Unidos y América del Sur. De momento, no hay ningún acuerdo. "Es evidente que si Carabante encuentra a un comprador, se deshará del equipo", decían las líneas de 'As'. Respecto al tema de pilotos, a principios de semana el jefe de equipo, Colin Kolles, afirmaba no tener prisa para anunciar a los pilotos de 2011. "No necesitamos correr, el plazo es de hasta tres días antes del inicio de la primera carrera. ¿El monoplaza de 2011? Vamos a tener uno, y estamos en proceso de fabricarlo", señalaba Kolles. Pasada la temporada de debut, Hispania no se deshace de las constantes informaciones sobre sus dificultades económicas. Nuevamente en busca de importantes patrocinadores, la aventura de la escudería española podría acabar antes de lo previsto. Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL