La FFSA deberá ser capaz de asumir el coste de un GP

Si la F1 hace más para reafirmar su compromiso con el medio ambiente, los esfuerzos para revivir el Gran Premio de Francia podrían contar con el apoyo del gobierno Sarkozy. Sin embargo, la nueva ministra francesa de deportes, Chantal Jouanno, se opuso activamente la semana pasada al proyecto de un Gran Premio de F1 en Flins (Francia).

Cuestionada sobre qué podría hacerse para revivir la carrera de F1 del país galo, declaró al diario deportivo 'L'Equipe': "Necesitamos saber si la Federación Francesa de Automovilismo (FFSA) es capaz de asumir el coste de un Gran Premio. Si es así, entonces ¿en qué sitio?", se preguntó.

Pero por lo que respecta al gobierno, subrayó el obstáculo medioambiental. "Un Gran Premio no es mucho en términos de emisiones de efecto invernadero", admitió Jouanno quien, no obstante, insistió en que la F1 debería ser más activa en cuestiones medioambientales.

"He sugerido a Jean Todt, presidente de la Federación Internacional (FIA), iniciar el debate sobre la reducción de emisiones de carbono en las carreras", desveló.

La mayoría de los coches de F1 incorporarán el próximo año sistemas energéticos ecológicos, como el KERS y su recuperación de la energía de las frenadas, y la FIA ha dado luz verde a los nuevos motores pequeños y eficientes para la categoría en 2013. Por su parte, Prost intenta reavivar la llama de la F1 en Francia. Pero, de momento, deberemos esperar para volver a ver a los coches competir en el país galo.
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL