"La F1 debería ser la punta de lanza del desarrollo tecnológico"

Aunque la riña política con el expresidente de la FIA, Max Mosley, terminó en paz, el actual Acuerdo de la Concordia expira antes de la temporada 2013 y el empresario italiano ha insinuado que los equipos están presionando de nuevo para recibir más lucrativos ingresos del deporte.

Según el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, todavía hay riesgo de que los equipos de la Fórmula 1 se marchen y creen una categoría rival después de 2012.

Tal y como apunta el corresponsal del Telegraph, Tom Cary, presente en la cena que Montezemolo ofreció este jueves a los medios, el presidente de Ferrari comparó la F1 del momento a una prisión.

"Estamos en una encrucijada", reconoció Montezemolo, para quien tres escenarios son posibles: el actual, nuevos propietarios para el deporte con Bernie Ecclestone al mando, o un modelo como la NBA, donde la liga americana de baloncesto es propiedad de los equipos.

"Al final siempre podemos encontrar un promotor diferente. Realmente este negocio no es tan complicado", manifestó Montezemolo.

Falle y muera como las anteriores amenazas de secesión o no, la influencia de Ferrari es más fuerte que nunca y Montezemolo dejó claro que no es simpatizante del nuevo motor de cuatro cilindros para 2013.

Con mucho frío y sin cenar junto a sus convidados, Montezemolo es citado por el diario alemán Welt: "No debemos exagerar los ahorros. Tampoco debemos pasarnos, como ya hemos hecho con la prohibición de test".

A lo que el rotativo español El País añade de boca del italiano: "Ferrari nunca fabricará coches (de calle) con cuatro cilindros. (Y) lo que ellos (FIA) quieren hacer es reducir costes, pero todo lo que consiguen es incrementarlos si las normas cambian cada cinco minutos. Esto es Fórmula 1, que debería ser la punta de lanza del desarrollo tecnológico".

Asimismo, restó importancia a los persistentes rumores según los cuales, como reacción a la pérdida del campeonato debido a un error estratégico, ilustres cabezas rodarán en el seno de la Scuderia.

"En Ferrari creemos en la estabilidad", explicó al diario deportivo español Marca. "Pero eso no significa que el equipo esté cerrado, necesitamos abrir la ventana de vez en cuando para respirar aire fresco".

Respecto la reciente legalización de las órdenes de equipo, Montezemolo admitió por primera vez que Ferrari fue demasiado lejos en Austria 2002, la controversia por el intercambio de posiciones que desencadenó la prohibición.

"Creo que (la orden de equipo en Austria) fue demasiado pronto (en la temporada), pero no en el caso de Alemania (2010)", dijo. "Fernando era más rápido que Felipe. Lo que no está bien es cuando ocurre en las primeras carreras del año".

En este sentido, indicó que Felipe Massa comenzará por tanto 2011 en igualdad de condiciones con Fernando Alonso: "Quiero dos pilotos peleando por el campeonato, no alguien frustrado en la primera carrera".

"Esto es muy importante, pero en la segunda mitad de la temporada tendremos una mentalidad abierta y entendemos que los pilotos sabrán lo que se requiere hacer".

Por otro lado, Montezemolo prometió que si las órdenes de equipo son empleadas, se llevarán a cabo de forma transparente para el beneficio de los espectadores.

Además, tomó el pelo a los presentes que estaban esperando un anuncio 'shock' sobre su decisión de incorporarse a la política italiana.

"Tengo un importante anuncio que hacer", bromeó. "¡Empiezo mi propia fiesta! En serio, he hablado con toda la familia Ferrari y puedo decir que mi futuro está aquí. Este trabajo es mi vida y eso seguirá así".
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL